Coche patrulla de la Policía Nacional en el parque del Fuerte de San Francisco, junto a la Plaza de Bejanque de Guadalajara.
Coche patrulla de la Policía Nacional en Guadalajara.

La Policía Nacional ha logrado detener a dos de los tres jóvenes a los que se les atribuyen, al menos, tres robos cometidos con violencia en la zona centro de Guadalajara. Se sigue buscando a un tercer individuo, que también participó en los hechos pero que logró darse a la fuga.

Esta banda actuaba de madrugada. En dos de los casos de los que se tiene conocimiento emplearon gran violencia sobre sus víctimas, a los que dejaron heridos y tendidos en el suelo.

El propósito de las agresiones no era otro más que que quedarse con algunas pertenencias como teléfonos móviles, carteras con dinero o documentación.

Localizados tras la llamada de una víctima

Una vez alertada a través del 091, la Policía Nacional acudió al lugar de uno de los robos. Allí, una de las víctimas aportó una descripción detallada de los atracadores, indicando la dirección por la que habían huido. Con esos datos le fue posible a una patrulla localizar a los supuestos autores en un parque de la ciudad.

Estos, al percatarse de la presencia policial, emprendieron la huida por diversas calles hasta ser finalmente alcanzados por los agentes. Los policías que practicaron el arresto comprobaron que tenían, entre sus pertenencias, varios de los efectos robados.

Una de las víctimas, al Hospital

De los que fueron atracados esa noche, uno tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario. Fue atendido de las lesiones provocadas durante el robo por los facultativos de Urgencias.

Los detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, donde tendrán que responder por el delito cometido, que se castiga con penas de hasta cinco años de prisión. 

Más información: