Jorge Riendas, en rueda de prensa.
Jorge Riendas, de Aike, en rueda de prensa.

Jorge Riendas, el único concejal de Aike, lamenta que con las ayudas a la hostelería y al comercio que hoy se han puesto en marcha en Guadalajara “no se haya apostado más por ayudar al que más sufre los efectos de la pandemia, como los locales de ocio nocturno que además muchas veces llevan asociado un empleo juvenil. Aike propuso la creación de tres Módulos Básicos diferenciados en función del horario de cierre de la actividad, para asegurar un reparto de ayudas más acorde a las necesidades reales del negocio, pero no se nos ha hecho caso”.

Calle Bardales, de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Calle Bardales, de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

También detalla otras propuestas que se han hecho desde Aike, como la inclusión de las asociaciones culturales y clubs deportivos con personal para acceder a estas ayudas, una mayor apuesta por la obra pública en inversiones que sean sostenibles desde un punto de vista financiero, conveniar con el Instituto de Finanzas de Castilla – La Mancha una línea de ayudas específicas por efectos del COVID-19 para financiación de autónomos y pequeño comercio mediante la concesión de microcréditos de en torno a 20.000/30.000 euros, aumentar las ayudas a las AMPAS para fomentar una mayor conciliación familiar y laboral, y una batería de propuestas para ayudar al comercio local “de manera más directa”.

Ayudas al comercio local

En cuanto a las ayudas al comercio local, el portavoz de Aike insiste en que “desde el Ayuntamiento podemos facilitar entradas a espectáculos culturales y deportivos que se organizan a un precio especial para los autónomos y el pequeño comercio para que luego ellos puedan facilitar a sus clientes, también se pueden organizar visitas culturales con ayuda de guías locales para fomentar sinergias entre estas actividades y facilitar al pequeño comercio precios especiales para dichas visitas, las entradas a nuestros museos también pueden ser un buen aliciente para que las vecinas y vecinos que comparan local reciban a su vez todo este tipo de ventajas como reclamo para un mayor apoyo al comercio de proximidad”.

El concejal recuerda que también se propuso dar mayor difusión al comercio local utilizando las pantallas que se disponen en el transporte urbano, así como también ha recordado que debe comenzarse a planificar la reincorporación progresiva del personal a los edificios públicos. “No sólo a nuestro ayuntamiento y resto de edificios municipales, sino que también se debe instar a otras administraciones, pues la actividad económica y comercial se ha visto también reducida al mermar el número de trabajadores que se desplazan a trabajar, con el fin de aprovechar también las sinergias que se producen con la hostelería y el pequeño comercio en su tiempo de descanso. Todo ello sin dejar de apostar por el teletrabajo y garantizarlo principalmente para las personas que se encuentran en mayor riesgo antes los efectos de la pandemia”, apunta Riendas.

Más información: