Gato en el interior del Alcázar de Guadalajara en noviembre de 2020. (Foto: La Crónic@)
Gato en el interior del Alcázar de Guadalajara en noviembre de 2020. (Foto: La Crónic@)

Cualquiera que se haya asomado a lo que un día, hace mil años, fue palacio musulmán en la vieja Wad-il-Hayara, habrá podido comprobar que del antiguo esplendor no queda nada. De lo gastado a lo largo del siglo XXI en su recuperación, casi tampoco. Lo invertido por el Ayuntamiento está tan arruinado como el propio Alcázar, del que apenas quedan algunas piedras que no hayan desaparecido.

Quien recibe al curioso, al otro lado de las rejas de la puerta, es un gato. Le quedan pocas semanas de tranquilidad, si atendemos a lo anunciado este jueves por el alcalde de Guadalajara.

Interior del Alcázar de Guadalajara en noviembre de 2020. (Foto: La Crónic@)
Interior del Alcázar de Guadalajara en noviembre de 2020. (Foto: La Crónic@)

Las obras de consolidación de los muros de lo que fue Alcázar Real de Guadalajara comenzarán al inicio de 2021. Según se ha confirmado este jueves, el Gobierno de España ya ha hecho efectiva la subvención del 1,5% cultural con el que se financiará parte del proyecto, una inversión que asciende prácticamente al millón de euros.

Se trata de una primera fase recogida en el Plan Director de Restauración y puesta en Valor del Alcázar cuyo objetivo primordial es consolidar los muros y toda la zona que apoya sobre la ladera del barranco del Alamín. Lo inestable tanto de los restos como del terreno obligan a esta solución. Serán trabajos en los muros, las partes de muralla, la fachada y la zona abovedada de las caballerizas. También se aprovechará para conectar peatonalmente la travesía de Madrid con el propio barranco del Alamín.

Los trabajos han sido adjudicados a la UTE formada por la Compañía Internacional de Construcción y Diseño S.A. y a Ortiz Construcciones y Proyectos SA con un importe de 1.006.517,66 euros, IVA incluido. 831.838.99 euros corresponden a la subvención estatal y 274.678,67 euros a la aportación del Ayuntamiento.

Políticos a pie de ruinas este jueves

Este jueves han visitado los restos el alcalde de la ciudad, Alberto Rojo, y el delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca. Han sido acompañados por el primer teniente de alcalde y responsable del Área de Urbanismo, Rafael Pérez; la segunda teniente de alcalde y responsable del Área de Patrimonio Histórico, Sara Simón y la subdelegada del Gobierno en Guadalajara, Mercedes Gómez.

Rojo ha confirmado que el Gobierno de España ya ha transferido los fondos al Ayuntamiento después de “algunas complicaciones” que quedaron resueltas tras la reunión mantenida el pasado mes de octubre en el Consistorio con el secretario de Agenda Urbana del Gobierno de España, David Lucas.

En una atención a medios de comunicación durante la visita, el alcalde ha informado de que las obras podrán comenzar al inicio de 2021 y servirán, ha explicado, para poder empezar a “poner en valor esta instalación tan desconocida para la ciudad a la vez que con una historia muy importante”.

Se dedicará más dinero al Alcázar

En este sentido Rojo ha confirmado el interés del Gobierno municipal por invertir en el Alcázar porque “creemos que esta joya debe ser un activo turístico y cultural importantísimo como parte de nuestro patrimonio histórico y les anuncio que el Ayuntamiento volverá a solicitar el 1,5% cultural para ejecutar una segunda fase”.

Interior del Alcázar de Guadalajara en noviembre de 2020. (Foto: La Crónic@)
Interior del Alcázar de Guadalajara en noviembre de 2020. (Foto: La Crónic@)

De hecho, el alcalde ha informado de que desde el pasado 30 de noviembre el Ayuntamiento ejecuta, gracias al Plan de Empleo Regional, una labor de limpieza y desbroce integral. “Aquí no se ha hecho absolutamente nada desde 2008 y este Gobierno no solo inicia la restauración, sino que ya ha solicitado el permiso para la actuación preventiva en los muros anexos al Cuartel Militar de San Carlos, que permita retirar las vallas instaladas en 2017. Porque algunos pusieron las vallas y se cruzaron de brazos”, ha señalado.

En esta misma línea se expresaba el primer teniente de alcalde, Rafael Pérez, que después de alertar del “desastre” al que se dirigía el Alcázar apuntaba a la “necesidad de seguir avanzando en el desbloqueo de proyectos importantes para la ciudad, no solo por el valor pasado desde el punto de vista de la historia sino “como un valor de futuro”.

Los restos del Alcázar de Guadalajara han recibido ya inversiones, sin muchos resultados visibles.
Los restos del Alcázar de Guadalajara han recibido ya inversiones, sin muchos resultados visibles.

Más información: