Entrepeñas, en tiempos de mayor carestía de agua que en la actualidad. (Foto: La Crónic@)

La Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía han lamentado la entrada en fase tres de los embalses de cabecera por la minoración de las reservas de las últimas semanas. Al mismo tiempo, que han urgido a terminar las obras Morillejo y han reclamado el resto de inversiones previstas “paralizadas desde 2012” para, al menos, superar este verano como el último en el que se abastecieron con cisternas.

“No podemos celebrar un trasvase cero que se da por primera vez con este Ministerio, porque se da obligado por las circunstancias”, lamenta el presidente de la Mancomunidad de Aguas de Municipios Colindantes de los embalses, Borja Castro, quien añade que la entrada en fase 3, “no por esperada deja de ser dramática”.

Con todo, reclaman “dejar atrás por fin los camiones cisterna y el abandono que han sufrido los pueblos para poder mirar al futuro con algo de esperanza en un momento en el que luchar contra la España Vaciada es objetivo del Gobierno y puede ser clave para frenar la pandemia”.

Más información: