En esta ocasión, usaban tendederos para secar la marihuana. (Foto: Guardia Civil)
En esta ocasión, usaban tendederos para secar la marihuana. (Foto: Guardia Civil)

No todo han de ser grandes operaciones. Cuando en Guadalajara y en Toledo se desmantelan con frecuencia plantaciones bajo techo con miles de plantas de marihuana cada una, a veces las actuaciones de la Guardia Civil se centran también en negocios igualmente ilegales, pero más humildes. Es el caso de las que acaban de culminar en Chiloeches y Fuentenovilla.

La vivienda sospechosa de esta última localidad no se encontró en el pueblo sino en la urbanización «Las Fuentes», que en alguna ocasión ya ha sido noticia en esta misma sección de Sucesos.

Se han incautado 800 brotes de plantas de marihuana que cultivaba una persona en una vivienda unifamiliar, perfectamente adaptada para labores de cultivo.

En el transcurso del registro domiciliario fue detenido un individuo de 51 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana y otro de defraudación de fluido eléctrico al estar conectados ilegalmente a la red eléctrica.

Se estima que la cantidad defraudada a la compañía eléctrica ronda los 5.000 euros en este último trimestre.

Recipientes con plantas de marihuanas, intervenidos por la Guardia Civil.
Recipientes con plantas de marihuanas, intervenidos por la Guardia Civil.

Dos detenidos en Chiloeches

Por lo que respecta a la otra operación, la investigación se inicio en agosto, ante las sospechas que había sobre un caso de cultivo de esta droga en un lugar indeterminado de Chiloeches. Para la vigilancia participaron a lo largo de los días agentes de Yunquera, Mondéjar, Tendilla y Horche, además de los de la propia Comandancia, para localizar dicha vivienda y a sus ocupantes.

Una vez encontrada la vivienda, los agentes recurrieron al procedimiento más sencillo: llamar a la puerta de la misma. Nadie abría, aunque era más que evidente lo que ocurría dentro, por el fuerte olor a marihuana que llegaba desde el interior. A eso se unió, en cuestión de pocos segundos, el aviso de una de las patrullas en servicio, que pudieron dar el alto e identificar a dos personas que trataban de huir por los patios traseros de la casa.

Tras la identificación, uno de los implicados permitió el registro voluntario de la vivienda. En el acta de registro levantada consta la existencia de cogollos y plantas de marihuana en proceso de secado. Sumaban un total de 4,699 kilogramos, siendo el peso de los cogollos 1,517 kilogramos.

La Guardia Civil instruyó diligencias por la detención de esos dos sujetos, de 33 y 32 años de edad respectivamente, uno como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana y otro por constarle varias órdenes de puesta a disposición judicial que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Guadalajara.

Tendedero reconvertido en secadero de marihuana en un chalet de Guadalajara. (Foto: Guardia Civil)
Tendedero reconvertido en secadero de marihuana en un chalet de Guadalajara. (Foto: Guardia Civil)

Más información: