Pablo Bellido, presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha.
Pablo Bellido, presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha.

El presiente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, dice mantener la esperanza de que el PP regional no se deje llevar por la “radicalidad” de los ‘populares’ en Madrid ni de las dinámicas de Vox a la hora de alcanzar un consenso para reformar el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma.

En este sentido, en una entrevista a Europa Press para LA CRÓNICA tras el acuerdo entre Ciudadanos y el Gobierno regional para reformar esta norma de convivencia regional, ha apelado al consenso, esperando que lleguen medidas acordadas y que en la medida de lo posible sea aprobada por unanimidad.

“Todo el mundo sabe que tenemos diferencias entre PSOE, PP y Cs y otras fuerzas extrapalamentarias, pero la gente no sabe que tenemos otras cosas que nos unen y que son positivas. Cuando vamos a regular el marco de convivencia autonómico deberíamos hacer un esfuerzo de superación de nuestra contradicciones y ponernos de acuerdo”, ha argumentado.

Así, y como deseo personal, ha esperado que el próximo Estatuto regional sea capaz de garantizar los servicios públicos, de tener una mirada más generosa a aquellos lugares con más necesidades y que garantice que el agua de la región tenga un aprovechamiento “de la región”, además del respeto medioambiental, “que es imperativo y prioritario”.

“Si el agua se va a transformar en economía y va a generar riqueza, me gustaría pensar que todos los partidos y toda la sociedad, más en el Estatuto, van a proteger esa fuente de riqueza que es el agua”, ha abundado sobre este asunto el presidente de las Cortes.

SUMAR “ALGUNA QUE OTRA FUERZA”

Preguntado por si con los votos del PSOE y Unidas Podemos en el Congreso sería posible sacar adelante la reforma, Bellido ha dicho que “suficiente es”, pero que la cuestión es ser capaces de sumar “alguna que otra fuerza”.

Es por ello por lo que ha insistido en que tanto a nivel regional como nacional la gente ya sabe que el PSOE piensa una cosa y el PP otra. “Esa diversidad no tiene que ser mala, así la gente puede elegir. Pero en aquellos documentos que son fundamentales porque de los mismos emana el conjunto normativo y la propia convivencia entre unos y otros, debemos hacer un esfuerzo para ponernos de acuerdo”.

Bajo su punto de vista, no puede pasar lo que ocurrió cuando María Dolores de Cospedal fue presidenta regional, que tanto en Castilla-La Mancha como en España un solo partido aprobó el Estatuto. “No se puede imponer un estatuto con la mitad más uno de los votos, tiene que ser de amplio consenso”, ha reiterado.

“Eso no significa que un solo partido pueda impedir el anhelo de mejora de cambio que tenga la inmensa mayoría de la sociedad, no, no debe suceder, pero yo tengo confianza, además de mucho respeto, de que el PP va a pensar en Castilla-La Mancha y no se va dejar influir por las posturas más radicalizadas que se están dando en Madrid”, ha manifestado.

Para Bellido, la existencia y el “miedo” a Vox que tiene el PP le está llevando a posiciones “tramontanas” que no le favorecen por lo que desea en la región, como el partido presidido por Santiago Abascal no tiene representación parlamentaria, aún sean los ‘populares’ capaces de no dejarse influir.

“Lo que más indeseable me parece es que el PP de Castilla-La Mancha esté sometido a los intereses del PP nacional y también envenenado por las dinámicas propias de Vox y la ultraderecha”, ha zanjado este asunto.

REFORMA DEL REGLAMENTO

Respecto a la reforma del Reglamento de las Cortes y aunque ha dicho que aún no hay ninguna propuesta concreta, sí que ha indicado que hay un ánimo común en llevarla a cabo esta legislatura, que sea más estructural y que aborde muchas cuestiones. “Hay cuestiones como el estatuto del diputado no adscrito, la cesantía de los diputados, el funcionamiento de los plenos y la jerarquía de los puntos del orden del día…”, ha señalado.

“Hay muchos puntos a mejorar porque hay que reconocer que el reglamento tiene aspectos de mejora”, ha reconocido Bellido, quien ha dicho que también hay acuerdos que se alcanzan por la mesa y que no requieren reforma del reglamento y están contribuyendo a mejorar el entendimiento entre los grupos parlamentarios.

“Ahora votamos al final del pleno y con ello disponemos de un tiempo precioso para que los diputados se pongan de acuerdo; y una ley que sale con la unanimidad de todo el mundo va a prosperar y surtir mejores efectos. Prefiero sacar una ley que no tiene el cien por cien de lo que yo quiero si tiene el cien por cien de los votos porque entiendo que recoge los anhelos y los intereses de la ciudadanía”, ha subrayado.

Finalmente, el presidente de las Cortes ha dicho que hay algunas propuestas que no requieren reformar el reglamento y se están impulsando y otras que sí. “A mi me gustaría que en esta legislatura lo hiciéramos pero voy a ser muy respetuoso con el papel de los grupos porque no es el interés del presidente imponer un cambio reglamentario”, ha concluido.