31.3 C
Guadalajara
24 junio 2024
InicioSociedad"Bienestar animal, pero sin malestar humano": Page, contra la Ley que plantea...

«Bienestar animal, pero sin malestar humano»: Page, contra la Ley que plantea el Gobierno

García-Page pretende que la Ley de Bienestar Animal del Gobierno de España "no se convierta" en un intercambio de bienestar animal por "malestar" humano.

-

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que su Gobierno va ha presentar alegaciones para enmendar «de plano» el proyecto de ley estatal de Bienestar Animal, ya que, según ha dicho, desde el «cariño a los animales», en la vida actual «no debe de imperar la ley de la selva».

Durante un acto institucional en Ciudad Real, ha reflexionado que los seres humanos «también son animales», pero pretende que esta ley «no se convierta» en un intercambio de bienestar animal por «malestar» humano.

«Enmienda de plano» a la Ley «urbanita» de Bienestar Animal

«Nos han mandado el proyecto para alegar y hoy mismo acabo de hacer un escrito de alegaciones que enmienda de plano la legislación», ha avanzado. García-Page considera que la Ley de Bienestar Animal del Gobierno de Pedro Sánchez está diseñada «desde una mentalidad urbanita». Como contrapartida, plantea «poner los pies en el suelo».

La oposición de Castilla-La Mancha, según ha deslizado García-Page, pasa por defender al sector de la caza, «que también forma parte de la sociedad» y que considera está claramente atacado en la Ley que plantea el Gobierno.

«Nos hemos puesto de acuerdo varias comunidades autónomas y pondremos pie en pared ante la legislación. Podemos llegar a tiempo para frenar lo que puede ser un problema de entendimiento», ha abundado.

En su opinión, los gobiernos «están obligados a no legislar contra nadie». «Hay que tomar decisiones. Hay cosas que se entienden y otras que no. Los gobiernos no tenemos que levantarnos pensando en a quién hacer la vida más difícil. Vamos a tomar una decisión que es dura», ha insistido.

Castilla-La Mancha tiene su propia Ley de Bienestar Animal

Desde el pasado mes de agosto, Castilla-La Mancha tiene su Ley de Bienestar y Defensa de los Animales, tras 1.029 alegaciones de 46 entidades. Como principal novedad, la ley regional considera a los animales como seres sintientes y no como cosas, a diferencia de lo que venía regulado en la norma hasta entonces en vigor y que databa del año 1990.

El consejero de Agricultura, Martínez Arroyo, consideró ese día en las Cortes regionales que era «urgente cambiar el panorama actual», actualizar la normativa y apostar por una «ley moderna» que convertirá a Castilla-La Mancha en un «referente» para evitar situaciones de maltrato a los animales, reforzar el respeto hacia los mismos y dotar de un régimen sancionador actualizado.


ACCEDE DESDE AQUÍ AL TEXTO COMPLETO
DE LA LEY DE BIENESTAR ANIMAL DE CASTILLA-LA MANCHA


Insistamos en que uno de los principios de esta nueva ley que da un «paso en defensa de los animales y se pone a la vanguardia en el país en esta materia», en expresión de Martínez Guijarro, es considerar a los animales como seres sintientes, o sensibles (no son cosas, no son bienes), como establece el artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Otros de los aspectos, es la protección de todos los animales en general y no solo de los calificados como animales domésticos.

Bellido y Martínez Arroyo, cambiando impresiones este lunes en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Bellido y Martínez Arroyo, cambiando impresiones el día en que se aprobó la Ley de Bienestar Animal entoros las Cortes de Castilla-La Mancha.

Defensa de todos los animales (aunque con excepciones)

Esta nueva normativa tiene por objeto la protección y defensa de todos los animales, quedando excluidos de su aplicación únicamente los animales que tienen una regulación concreta de su protección y por lo tanto se asegura y garantiza su bienestar, como son los animales de producción, las especies de fauna silvestre, exóticas invasoras y aves de cetrería, por ejemplo.

En concreto, entre las prohibiciones generales destacan el maltrato, abandono, la práctica de mutilaciones con fines exclusivamente estéticos, el sacrificio o matanza de los animales sin reunir las garantías previstas en esta ley, el mantenimiento permanentemente atados o encadenados de los animales, la donación de los animales con fines publicitarios o como premio, la recompensa o regalo por otras adquisiciones de naturaleza distinta a la propia adquisición onerosa de animales, la organización y participación de peleas entre animales y el empleo de especies pertenecientes a la fauna silvestre y salvaje en circos.

Se pretende lograr el sacrificio cero, en especial en establecimientos que alojan animales y el establecimiento de la figura de la eutanasia de animales, que será, como norma general, prescrita y realizada por un veterinario de manera rápida e indolora. Asimismo, se introduce la regulación y control de los sacrificios en los centros de mantenimiento, fomento, cría y venta de animales.

Otra novedad a resaltar es en materia de identificación animal, por conllevar una simplificación y racionalización de la gestión, dado que hasta ahora la legislación autonómica tiene establecido un doble sistema de registro, uno autonómico y otro en cada uno de los municipios, a través del censo municipal donde viva habitualmente el animal.

Con esta nueva propuesta existirá un único Registro gestionado por el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha, bajo las directrices de la Dirección General de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural con competencias en materia de identificación y registro de animales, al que tendrán acceso las administraciones con competencias en el ámbito de aplicación de esta ley.

Por otra parte, el proyecto de ley contiene regulación sobre los núcleos zoológicos, que introduce como novedad la obligación de la formación del personal que trabaje con animales. El proyecto de ley, igualmente, contiene normas sobre divulgación, información y educación en materia de protección animal.

Además, se introduce también la creación del Consejo Asesor de Bienestar y Protección de los Animales como órgano colegiado de participación, consulta, información y asesoramiento sobre aspectos de interés y relacionados con el bienestar y la protección de los animales.

Sin animales en los circos

La nueva normativa que rige desde 2020 en Castilla-La Mancha prohíbe la organización y participación en cualquier forma de peleas organizadas de perros, de gallos o de cualquier animal entre sí, con ejemplares de otra especie o con personas, y la existencia de animales pertenecientes a la fauna silvestre y salvaje en circos. Asimismo, no podrá contarse con animales atados en las atracciones de feria, ni producirse mutilaciones estéticas, como el corte de orejas o rabos, ni exponerse en escaparates.

Ciudadanos apoyó el texto, mientras que el PP se abstuvo.

Más información: