Mariano Teruel, en primer plano; José Luis Escudero, al fondo. Era la reunión con la que comenzaba en 2019 la etapa que ahora termina.

De la forma más escueta posible ha sido publicado este jueves en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el cese de Mariano Teruel Arrazola como director gerente de la Empresa Pública “Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha, SA”, más conocida por sus siglas GEACAM. Tan sucinto es el decreto que se han olvidado incluso de agradecer los servicios prestados.

Para sustituir a Mariano Teruel se ha nombrado ya a Carlos Álvarez Moreno. Del nuevo responsable se destaca desde la propia Consejería que es “una persona experta en el sector, que además no es ajena a la gestión de dispositivos frente a los incendios forestales, puesto que ya ha tenido experiencia con el trabajo de los mismos, y tiene un perfil avalado por su bagaje profesional”.

Cesado por José Luis Escudero

La decisión fue planteada por el consejero de Desarrollo Sostenible, el también guadalajareño José Luis Escudero. El asunto fue llevado este martes al Consejo de Gobierno y es ahora cuando se hace público y entra en vigor, con la firma del presidente regional, Emiliano García-Page. El relevo será comunicado en el Consejo de Administración de Geacam que tendrá lugar este viernes, en una reunión en la que también participará otro molinés: el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán

Mariano Teruel se incorporó en verano de 2019 al frente de GEACAM. Procedía entonces de la empresa privada, después de 11 años en Tragsa y tras una larga trayectoria también de cargos públicos. En teoría, el Consejo de Administración que empezó a presidir en agosto de aquel año tenía vigencia hasta 2024.

Molinés con larga trayectoria

Natural de la localidad de Checa, Mariano Teruel Arrazola es ingeniero agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid e ingeniero técnico Agrícola por la Universidad de Sevilla. Ha sido delegado provincial de Agricultura y Medio Ambiente en Guadalajara, provincia donde también fue responsable de la Delegación de Obras Públicas, en los años 90. También desempeñó varios cargos en Tragsa en esa misma época.

La Empresa de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha cuenta entre sus competencias con las materias de prevención y extinción de incendios, la gestión integral de los residuos, el desarrollo territorial, la gestión y explotación de actividades económicas vinculadas con los recursos o valores medioambientales, así como la prestación de servicios públicos en la región relativos a la conservación y mejora de la calidad del medio ambiente y del desarrollo rural.

Más información: