Cosechadora en pleno trabajo, en una imagen de archivo.

El presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Guadalajara (APAG), Juan José Laso, casi un año después de que el Gobierno de Castilla-La Mancha prohibiera a los agricultores cosechar durante varios días por altas temperaturas y sin que aún se haya resuelto el recurso presentado por la organización contra aquella, ha pedido a la Administración regional «otra actitud». En el caso de darse una alerta «real extrema» en Guadalajara por la ola de colar, esperan que les avisen y les informen en vez de prohibir «con esa autoridad con la que actuaron».

Con respecto a la cosecha de este año, se prevé «muy preocupante y bastante mala», quizá, con la única salvedad de las zonas más bajas de la Campiña, donde ya se ha empezado a cosechar. Sin embargo, según Laso, en el resto de la provincia «hay muy mal grano» debido, entre otras cosas, a un mes de mayo «caótico» por un calor «angustioso» y falta de lluvias que «han penalizado» a toda la provincia.

Y si a esto se añade la ola de calor de ahora, «las cosechas se van a arruinar», ha vaticinado.

Mala previsión para la cosecha tras una siembra que ha costado el doble

Según el presidente de APAG, «las expectativas son malas: mal grano y pocos kilos», situación a la que se ha unido el hecho de haber sufrido «la siembra más cara de la historia», todo ello pese a que los precios de los cereales y granos están en máximos históricos.

Como ejemplo, ha explicado que, si bien hace dos años sembrar una hectárea de secano en Guadalajara costaba alrededor de 500 euros, ahora el precio se eleva a los 900 euros; un incremento que «es una ruina».

Y aunque en algunas zonas altas aún puede venir bien la lluvia para el maíz o el girasol, para el resto de la provincia cree que ya es tarde. «Lo único que puede traer la lluvia ahora es una tormentas de piedra que «casi agrandarían el mal», ha declarado.

Sin resolver el recurso de hace un año

En declaraciones de Laso a Europa Press para LA CRÓNICA, coincidiendo con la celebración este martes de la asamblea general de la organización agraria y de su sociedad comercializadora, Sat Coagral, ha recordado que aún están a la espera de la resolución del recurso presentado en julio del pasado año contra la prohibición de cosechar durante dos días por riesgo de incendios.

En este sentido, el presidente de APAG ha insistido en que esa decisión les ocasionó «graves perjuicios y en que, además, no estaba bien fundamentada y no debería haberse adoptado de forma generalizada a nivel regional sino, en todo caso, por provincias y por comarcas».

«Espero que cuando se prevean días realmente difíciles en nuestra zona, y cuando haya comarcas que estén en un peligro real de incendio extremo, nos avisen y aconsejen y que no nos encontremos de un día para otro con una prohibición», ha abundado.

Como agricultor que es, Laso sostiene que ellos son los primeros que «saben de sobra cuando tienen que parar en un día extraordinario», tras insistir en que la medida que se adoptó tampoco se correspondía, en el caso de Guadalajara, con un peligro real de incendio en ese momento.

«No tenían autoridad para una medida de ese tipo», ha subrayado, a la espera de que el recurso presentado se resuelva a su favor «porque no se puede prohibir por prohibir, y en verano siempre hace calor y no se puede cortar una actividad de la que viven miles de agricultores».

Para el presidente de APAG fue «una injusticia», y no entienden tampoco las razones por las cuáles esta medida solo se aplicó a su sector.

«Nosotros estábamos en contra de esa medida porque se cosecha en verano y de eso depende nuestra subsistencia», ha incidido Laso, para quien la Consejería de Desarrollo Sostenible no tenía la autoridad para adoptar una medida de ese tipo.

En cuanto a los datos económicos de APAG y Sat Coagral, el presidente de la organización ha subrayado el incremento de facturación que han obtenido, pasando de los 38 millones a los 43 millones de euros en un año, lo que se traduce en un crecimiento del 14%. «Seguimos creciendo, que es lo importante», ha concluido.

Más información: