El cereal de invierno se está imponiendo incluso en la zona del Corredor sobre otros cultivos de primavera que eran más habituales. Cosechadora, en una imagen de archivo.
Cosechadora, en una imagen de archivo.

Cualquier máquina agrícola o ganadera que pueda generar chispas va a estar prohibida durante el domingo y el lunes próximos. La razón argumentada es la mala previsión meteorológica, de la que viene informando LA CRÓNICA, con elevadas temperaturas y fuertes rachas de viento.

La decisión se ha conocido en el momento de entrar en vigor, con su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha de este viernes. La resolución la firma Fernando Marchán, director general de Medio Natural y Biodiversidad de la consejería de la que es titular José Luis Escudero, guadalajareños ambos.

Desde el mediodía

Textualmente se indica que «dada la previsión de la situación meteorológica excepcional para los días 11 y 12 de julio» se resuelve «prohibir entre las 12:00h y las 20:00h de los días 11 y 12 de julio la utilización de maquinaria y equipos en el Medio Natural (Artículo 2 de la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza) cuyo funcionamiento se genere deflagración, chispas o descargas eléctricas, incluidas las cosechadoras, con la única excepción de la maquinaria o equipos empleados en la prevención y extinción de incendios».

Los responsables se amparan para tomar esta decisión en una disposición adicional de la Orden de 26 de septiembre de 2012 de la Consejería de Agricultura, durante el gobierno de Cospedal, que modificaba una orden de 2006 por la que se regulan las campañas de prevención de incendios forestales.

Resultado de una chispa de cosechadora en la provincia de Guadalajara, en Valdeconcha. (Foto: La Cró[email protected])

La APAG se opone

Desde APAG no han tardado en criticar la prohibición de las cosechadoras para estos dos días. La organización agraria provincial considera que la medida «se ha tomado con precipitación y sin comunicarlo». «Dudamos seriamente de la legalidad de esta decisión, que va en contra del derecho al trabajo de miles de trabajadores agrícolas y ganaderos», han abundado en redes sociales.

Los responsables de APAG no creen que el riesgo en Guadalajara sea tan alto como en otras comarcas de la Castilla-La Mancha. «La decisión afecta por igual a toda la región, cuando en la provincia de Guadalajara hay un nivel de humedad muy elevado tanto en el suelo como en la paja y la siega va con retraso». Además, consideran que esta resolución supone un parón también para los apicultores (por el uso de ahumadores) y los ganaderos, para las tareas de empacado.

Más información: