Vista parcial de la plantación desmantelada en 2017 en un chalet de El Coto, en El Casar.
Vista parcial de la plantación desmantelada en 2017 en un chalet de El Coto, en El Casar.

La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha detenido a un joven de 24 años en Guadalajara como presunto autor de un robo con violencia e intimidación cometido en la localidad de El Casar hace más de tres años. Las pruebas de ADN han sido las que han conducido a la resolución del caso y a la detención de este individuo. Falta por hacer lo mismo con el que fue su cómplice aquel día.

Los hechos que han motivado esta detención se remontan al 20 de septiembre de 2017, cuando agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil desmantelaron en una vivienda de la urbanización “El Coto” de El Casar una plantación de marihuana “indoor”. Allí se intervinieron 3.410 plantas de cannabis sativa (marihuana) y se procedió a la detención de una persona por tráfico de drogas.

Robando al delincuente, después de machacarlo a golpes

Si el volumen de la plantación era inusual, más aún lo fue el modo en que la Benemérita tuvo conocimiento de ella. El responsable de la plantación había sido asaltado ese mismo día en la vivienda por dos individuos, encapuchados y armados con un cuchillo. Lo peor no fueron las amenazas, sino los puñetazos: le golpearon tanto, una vez amordazado, que le dejaron malherido mientras le exigían que les diera el dinero que hubiera allí. Tras recuperar el conocimiento, el «cultivador» llamó a la Guardia Civil para denunciar los hechos… aunque fuera a costa de terminar detenido después de ser curado de la múltiples lesiones que presentaba.

Tras tanto enseñamiento alguna pista tenía que haber en el lugar, aunque no estuviera muy a la vista. Se encontró en la cinta carrocera con la que le habían atado y amordazado. Los agentes del laboratorio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadalajara lograron obtener muestras biológicas, remitidas para su análisis al Departamento de Biología del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil.

Furgón de la Guardia Civil ante los Juzgados de Guadalajara en la plaza de Beladíez de la capital alcarreña.
Furgón de la Guardia Civil ante los Juzgados de Guadalajara en la plaza de Beladíez de la capital alcarreña.

La resolución, por un delito sexual posterior

El cotejo del perfil genético en las bases de datos de la Guardia Civil no dio resultado inicialmente. Andando el tiempo, sí se identificaron los restos de ADN con el de un individuo que fue detenido en noviembre de 2019 por una agresión sexual cometida también en El Casar. Así se pudo establecer su coincidencia e identificarle como uno de los dos agresores del hombre que estaba al cuidado de la plantación de marihuana.

El Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadalajara instruyó diligencias por la detención de un varón de 24 años de edad, con domicilio en El Casar, como presunto autor de un delito de robo con violencia en intimidación que fueron entregadas junto con el detenido en el juzgado de instrucción en funciones de guardia de los de Guadalajara.

Más información: