Ayuntamiento de Cantalojas.
Ayuntamiento de Cantalojas.

¿Cómo se puede teletrabajar sin telefonía móvil en un pueblo de la Sierra Norte de Guadalajara? ¿Cómo atender una emergencia sin poder comunicarse a través de ese servicio público, que debería ser universal y estar siempre garantizado? Esa es la situación que están viviendo, y sufriendo, de manera continuada al menos tres pueblos de la provincia. Todos miran hacia Movistar… y no obtienen ni respuesta ni solución.

Los tres son municipios de la Sierra Norte y los tres son bien conocidos por la belleza del entorno y por haber sido posible destino de urbanitas durante la pandemia. Campisábalos, Cantalojas y Zarzuela de Jadraque llevan entre dos días y una semana sin telefonía móvil.

Es una situación que comienza a preocupar seriamente a sus alcaldes, que se sienten abandonados. «Ya no somos la España vaciada sino de la España abandonada». Han pedido  al Gobierno regional que medie ante las compañías implicadas.

En Cantalojas, según ha señalado a Europa Press para LA CRÓNICA su alcalde, Sergio Arranz, cuando viene el mal tiempo se les va la cobertura. Llevan sin el servicio de Movistar desde el viernes pasado, y eso está suponiendo un «problema tremendo» para los establecimientos de hostelería, las casas rurales y, sobre todo, para la gente mayor, ha señalado.

«Nos sentimos un poco abandonados y estamos muy cansados». «Con esto de la España vaciada no nos dejen aún más vacíos sin cobertura de telefonía», ha apuntado este alcalde, especialmente indignado por la situación que viven los mayores que están solos en el pueblo y que no tienen teléfono fijo porque lo quitaron en su día. «¿Si tienen una urgencia médica, qué haces?», se ha preguntado.

«¿Si no tenemos los servicios mínimos cómo va a venir la gente?», ha indicado inquieto este alcalde, quien también se ha puesto en contacto con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para que medie porque «la gente está cabreada y es normal. Tenemos el colegio y una vivienda de mayores que menos mal que no le quitamos en su día la línea de telefonía fija», ha subrayado.

Para Arranz, lo mínimo que debería estar garantizado en estos pueblos de Guadalajara para que no se vacíen aún más es el agua, la luz, la telefonía y tener «buenas carreteras, qué menos que eso», ha incidido tras lamentar que esto pasa porque «son pocos y están alejados», muy convencido de que esta situación no se daría nunca en zonas como el Corredor.

En el caso de Campisábalos, los problemas de cobertura móvil aún son más graves. Según indica su alcalde, José María Huete, en su caso llevan tiempo padeciéndo de manera intermitente la pérdida del servicio de telefonía y de Internet.

Según Huete, está situación ya ha originado que algunas de las personas que llegaron a instalarse en el pueblo durante la pandemia y teletrabajar desde ahí, se hayan marchado, pero también que cada vez venga menos gente, «sobre todo juventud», ha afirmado.

«Llevamos dos años sufriendo intermitencias en la cobertura y el miedo que tenemos es que la poca gente que viene al pueblo se lo replantee si no tienen Internet ni teléfono», ha afirmado. La última avería es de ayer pero cada vez son más los vecinos que se están planteando quedarse en el pueblo, algo que considera lógico.

En Zarzuela de Jadraque llevan desde este miércoles sin telefonía móvil, pero para su alcalde, Miguel Ángel Moreno, lo peor de esta situación no es quedarse sin teléfono un tiempo sino que el pésimo servicio de atención que reciben. «Es imposible comunicar con ellos».

En su caso, ha sido a través del WhassAp como le han comunicado que se trata de una avería, pero sin decirle ni de qué tipo es ni cuándo podría estar solventada. «Estamos incomunicados. Nos sentimos de la España abandonada, no vaciada», ha señalado.

Todos ellos saben que la responsabilidad es de la empresa que provee el servicio, en este caso Movistar, pero solo consiguen escuchar una locución que les indica que hay una avería en las torres de la zona y que están trabajando en ello, sin más aclaraciones, algo en lo que parecen coincidir todos.

Para estos alcaldes, es incompresible que aún haya municipios enteros que puedan quedarse incomunicados y que tengan que enterarse de la situación después de llamar reiteradas veces a la compañía y de esperar «más de media hora» para que, además, solo les atienda una «locución automática», subraya Moreno.

Todos ellos se preguntan ahora qué pasaría ante una urgencia o cómo avisarían a la Guardia Civil, al médico o a la ambulancia si algún vecino se pone malo.

«Nos sentidos desamparados ante la inacción de las grandes empresas. Cada vez estamos más convencidos de que no se nos debe llamar la España vaciada sino la España abandonada», concluye Moreno.

Lo cierto es que ahora piden al Gobierno regional ayuda, un ‘SOS’ de urgencia para no sentirse, no solo incomunicados por la distancia sino por las redes. Por ello, demandan a la Junta que se dirija a la compañía para que estas averías se solventen con mayor rapidez, o que, si es preciso, se establezcan servicios de mantenimiento para que la España cada vez más vaciada no desaparezca del mapa.

Más información: