Anuncio de Quabit cerca de la Ronda Norte de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Anuncio de Quabit cerca de la Ronda Norte de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Está siendo una de las noticias económicas de la semana en España. Acaba de hacerse público que la presencia de Félix Abánades en lo que hasta ahora se conocía como Quabit ha pasado a ser de apenas un 1,2 por ciento y dentro de otra sociedad, que es la adquirente. Ese escaso porcentaje alegraría la vida, eso sí, a muchos de sus paisanos de Guadalajara, puesto que es el equivalente, en acciones, de 12,5 millones de euros.

Con todo, el cambio es radical: Abánades detentaba hasta ahora más del 20 por ciento de Quabit, la sucesora de la inicial Rayet con la que emprendió hace casi tres décadas una fulgurante trayectoria empresarial desde una pequeña oficina en la trasera de la calle Cardenal González de Mendoza, sin siquiera vistas a la calle.

Uno de sus últimos anuncios, ampliamente voceado por muchos medios nacionales y no siempre de forma crítica, fue el de la nonata playa conocida como “Alovera Beach” para justificar y facilitar una gran promoción de viviendas en esa localidad del Corredor.

Absorbida por Neinor

Todo esto se produce por la absorción de la compañía a manos de Neinor, una de sus competidoras en el sector. La operación se ha cerrado este 11 de enero de 2021.

El valor fijado para las acciones de Quabit ha sido de 62 millones, equivalente a un 7 por ciento de la sociedad resultante. Hay que tener en cuenta que el valor en Bolsa de Quabit  había caído un 83% en los últimos tres años.

Para que el trato fuera posible, Abánades ha aceptado un descuento del 69% respecto al valor neto de los inmuebles de Quabit. La compra se ha realizado con una prima del 19% sobre el precio del cierre del pasado viernes en el parqué. Hace apenas tres días, algún analista trazaba un muy negro perfil del valor.

Félix Abánades, en una imagen de archivo.

Públicamente se ha presentado como “fusión por absorción”, uno de los mayores eufemismos económicos. Neinor controlará el 93 por ciento. Se da por descontado que las juntas generales de accionistas de ambas sociedades no harán más que ratificar lo acordado.

Carlos Slim, el multimillonario mexicano.

Los medios especializados se preguntan qué hará ahora el potentado mexicano Carlos Slim. El multimillonario tenía una participación en Quabit del 3 por ciento, que servirá de muy poco en la nueva configuración del accionariado.

Félix Abánades pasará a ser “senior advisor” de la sociedad compradora.

Más información: