García-Page, en un acto público el 20 de mayo de 2021.
García-Page, en un acto público el 20 de mayo de 2021.

La transparencia política propicia momentos de gozo para los interesados en las vidas ajenas. Al menos, una vez al año. Es lo que ocurre en Castilla-La Mancha con el DOCM, cuando publica las declaraciones de bienes de los políticos regionales y de sus asesores. En esta ocasión le ha tocado el turno al mismísimo Emiliano García-Page y a muchos más, cómo se puede comprobar en el documento que es posible descargarse desde aquí y que tiene una extensión superior a las 1.000 páginas.

Destaca, en el epígrafe de «Observaciones», que el jefe del Ejecutivo regional haga constar expresamente que se encuentra en «proceso de separación matrimonial». Esta circunstancia de su vida privada, conocida desde hace tiempo, no ha sido utilizada en las contiendas políticas ni ha tenido tampoco apenas tratamiento informativo en los medios.

83.000 euros brutos como presidente

Por vía tan oficial como la de este martes hemos sabido que el presidente regional percibió en 2020, por el desempeño de ese cargo, 83.531,14 euros brutos, que derivaron en 55.766 euros netos. A esa cantidad como presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha hay que añadirle los 16.425 euros que percibió como diputado de las Cortes regionales. 

A cambio, tuvo que pagar a Hacienda 24.475 euros en su declaración de la Renta.

Como militante socialista que es, aportó al PSOE el pasado año 1.524 euros.

Extracto de la declaración de bienes de Emiliano García-Page sobre 2020
Extracto de la declaración de bienes de Emiliano García-Page sobre 2020.

Presidente con hipoteca

Por otra parte, García-Page declara un saldo medio en sus cuentas bancarias (con ING, Liberbank y Globalcaja) de 23.526 euros, más un plan de pensiones por valor de 170.339 y otros 318.375 en una cuenta naranja.

A 31 de diciembre mantenía una hipoteca de 102.257 euros y la titularidad, compartida al 50 por ciento, de dos pisos en Toledo de 90 metros cuadrados cada uno y dos trasteros de 5 y 7 metros cuadrados, respectivamente.

La declaración, que es pública, detalla también que Emiliano García-Page adquirió en 2020 un Mercedes Clase C-220 por 48.000 euros. El anterior vehículo, un más humilde Volkswagen Polo, lo había comprado en 2002 y ahora tiene un valor residual de apenas 400 euros.

Más información: