10.2 C
Guadalajara
4 mayo 2024
InicioCulturaIceta y Page han sellado la cesión de obras del Prado a...

Iceta y Page han sellado la cesión de obras del Prado a Guadalajara

No será subsede sino parte del "Prado extendido", al igual que ya sucede en muchas provincias españolas y también en las otras cuatro de Castilla-La Mancha, que ya tienen desde hace tiempo obra en cesión. La anomalía alcarreña dejará de serlo. "Había muchos novios para este matrimonio", ha resaltado García-Page.

-

Miquel Iceta, ministro de Cultura del Gobierno de España, no conocía hasta este miércoles el Palacio del Infantado, un edificio que, según ha reconocido, le ha dejado «con la boca abierta». No aludía a alguna de las carencias que aún presenta (escalera del Museo, galería del jardín…) sino a la imponente fachada, a su patio y a sus salas. Será aquí donde habrá que buscar acomodo a los lienzos del Prado que se consideren adecuados para estar acordes con la historia de este monumento.

No será subsede sino parte del «Prado extendido», al igual que ya sucede en muchas provincias españolas y también en las otras cuatro de Castilla-La Mancha, que ya tienen desde hace tiempo obra en cesión. La anomalía alcarreña dejará de serlo.

Para conseguir llenar de nuevo contenido este gótico isabelino y renacentista continente, Iceta ha reiterado que serán 9 millones de euros los que se aportarán desde el Estado. A Miguel Falomir, presente este miércoles en Guadalajara, con su habitual expresión adusta y siempre reacio a desmembrar la pinacoteca, le toca a partir de ahora la tarea de poner de acuerdo a las partes sobre qué cuadros son los que mejor se pueden trasladar al Infantado.

Cerró el turno de intervenciones Emiliano García-Page, que llegó puntual a las doce y media a la sombra (gélida) del palacio, donde desde minutos antes le esperaban el resto de autoridades, ministro incluido. Así las cosas, el alcalde de Guadalajara tuvo sobrada oportunidad de mostrar en solitario su entusiasmo ante Iceta, desde el mismo momento en que éste descendió de la minivan que le acercaba desde Madrid.

Page reiteró el interés de que la Junta participe activamente en la elección de las obras, hasta formar una colección coherente entre sí y con el propio recinto. «Había muchos novios para este matrimonio», ha asegurado rotundo el presidente regional al reflexionar sobre el largo proceso seguido para llegar a este desenlace. «El edificio en sí mismo ya merece la pena de ser restaurado; elegir un contenido a la altura del contenedor no va a ser fácil, le hemos dado muchas vueltas». «En una ciudad como Guadalajara, a un paso de Madrid, que viene reclamando un atractivo turístico para miles de visitantes cada año, este es un comienzo realmente extraordinario y puede ser un punto y aparte para la ciudad».


Más información: