Las informaciones más detalladas las ha aportado el coronel Segura, en su última rueda de prensa como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Las informaciones más detalladas las ha aportado el coronel Segura, en su última rueda de prensa como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

La Guardia Civil ha dado cuenta este martes de cómo han desmantelado una banda que se dedicaba al tráfico de cocaína. Esto era tan cierto que el inicio de la investigación se encuentra en un paraje de Trillo. Allí, dentro de un bidón enterrado en el campo almacenaban la droga antes de venderla en Madrid, Burgos y la propia Guadalajara. Tras el primer chivatazo, los agentes encontraron allí 6 kilos de la sustancia blanca.

Y tan insólito como el comienzo es el desenlace: la Benemérita da por probado que los integrantes de la banda se disponían ahora a ampliar el «negocio» e iban a dedicarse también al asalto, violento, de joyerías. 

Tras dos años de trabajo, la operación se materializó el día 7 de mayo con entradas y registros en 5 viviendas: 4 en Madrid capital y otra en Burgos, por ser los lugares que se utilizaban como base de operaciones y desde donde se distribuía las sustancias, concretamente cocaína.

Se ha detenido hasta el momento a nueve hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 29 y 71 años de edad. Según ha confirmado LA CRÓNICA, sería este último el que ejerciera las funciones de cabecilla.

De todo esto ha dado amplia información el coronel Segura, en la que era su última rueda de prensa antes de trasladarse, en breve, a su nuevo destino. Los lectores de LA CRÓNICA pueden comprobarlo en este vídeo o leer la información hasta el final, con la reseña precisa de los datos disponibles.

Por ahora, 10 detenidos

Hasta el momento, se ha detenido a 10 personas y se han aprehendido distintas cantidades de cocaína, hachís y sustancias de corte.

También se ha intervenido 1 vehículo, dos armas de fuego, 21 teléfonos móviles y cerca de 10.000 euros en el marco de la conocida como operación “PROTONES”.

Lo más importante, con todo, es que se han incautado de cerca de 6 kilogramos de cocaína, 5 kilogramos de hachís y 6 kilogramos de sustancia de corte.

Desde agosto de 2019, agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil venían investigando la posible existencia de esta banda, que podría haber ocultado grandes cantidades de cocaína en el término municipal de Trillo para su posterior distribución.

Por parte de los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Guadalajara y agentes del servicio de Seguridad Ciudadana del Puesto de Trillo, se inicio una exhaustiva búsqueda y tras peinar una extensa zona de monte, se consigue localizar un zulo en el que había un cubo enterrado «con notoria cantidad de distintas sustancias estupefacientes», según detalla la Guardia Civil.

El primer sospechoso identificado fue un residente en Elche (Alicante). Tras ello, se va constatando la existencia de una organización dedicada al tráfico de drogas e identificando tanto la compleja estructura como a sus componentes, así como las funciones que cada uno desarrollaba en la organización, la cual tenía su centro de operaciones en Madrid capital.

Tras la pista de los productos químicos

Los integrantes de esta organización disponían de los productos y material necesario para la adulteración y corte de la cocaína, con una persona especializada en obtener productos químicos para realizar estas operaciones.

Una vez preparada la droga, los miembros de la organización procedían a su distribución en la provincia de Madrid, Burgos y Guadalajara.

Aunque principalmente se dedicaban al tráfico de drogas, estaban planificando ampliar su actividad delictiva a futuros atracos en joyerías en Madrid, para lo que habían realizado la adquisición de armas de fuego.

Más información: