20.3 C
Guadalajara
22 mayo 2024
InicioProvinciaIntentan, con medicinas y vacunas, evitar nuevos casos de meningitis en Guadalajara

Intentan, con medicinas y vacunas, evitar nuevos casos de meningitis en Guadalajara

El uso de fármacos es la medida que primero se toma entre el círculo más cercano de los contactos y la decisión de ofrecer la vacunación deberá plantearse cuando se tengan los resultados del tipo de meningococo. La preocupación se ha desatado tras la trágica muerte de la joven María Herranz, de Cabanillas del Campo, la pasada madrugada.

-

La sección de Epidemiología de Guadalajara ha activado los protocolos de actuación en relación con el fallecimiento debido a sepsis por meningococo de la joven de 17 años de edad María Herranz, en Cabanillas del Campo, del que viene informando LA CRÓNICA desde primera hora de la mañana de este jueves.

Los servicios sanitarios de la Junta recomiendan la administración de quimioprofilaxis (uso de medicamentos para prevenir la infección y sus consecuencias) a los contactos estrechos lo antes posible.

Los contactos estrechos del caso, según indica Epidemiología, tienen un riesgo aumentado de desarrollar la enfermedad respecto a la población general, sobre todo en los primeros 7 a 10 días tras la aparición del caso. Por este motivo, se recomienda la administración de quimioprofilaxis a los contactos lo antes posible.

La quimioprofilaxis es la medida que primero se toma y la decisión de ofrecer la vacunación deberá plantearse cuando se tengan los resultados del tipo de meningococo.

La meningitis y la sepsis no son muy frecuentes pero sí son enfermedades graves. Cuando alguien tiene sepsis meningocócica, las bacterias entran en el torrente sanguíneo, se multiplican y dañan las paredes de los vasos sanguíneos. Esto causa hemorragias en la piel y los órganos.

Más del 95 por ciento de los individuos que padecen enfermedad meningocócica están previamente sanos o, al menos, no se detecta en ellos una especial susceptibilidad a enfermar.

La medida más eficaz para luchar contra esta enfermedad y sus nefastas consecuencias es la vacunación sistemática desde edades tempranas de la vida.

La sintomatología inicial puede ser inespecífica (fiebre) o incluso con síntomas atribuibles a procesos virales comunes (dolor de garganta, dolor abdominal, diarrea). En adolescentes, el diagnóstico suele ser más tardío, lo cual puede conllevar un riesgo mayor de fallecer a consecuencia de la enfermedad meningocócica.

La enfermedad meningocócica es una enfermedad infrecuente. La letalidad de la enfermedad meningocócica, a pesar de la mejora en los métodos diagnósticos y terapéuticos, continúa siendo alta (una media del 10 por ciento), siendo mayor en los casos de sepsis.