Calle de Molina de Aragón. (Foto: La Crónic@)
Calle de Molina de Aragón. (Foto: La Cró[email protected])

El pleno de la Diputación de Guadalajara ha aprobado por unanimidad la declaración de la Feria Medieval de la Convivencia de las Tres Culturas, de Molina de Aragón, como Fiesta de Interés Turístico Provincial.

Con esta, son ya 109 las celebraciones que se desarrollan cada año en diferentes pueblos de Guadalajara que cuentan con el distintivo de Fiesta de Interés Turístico Provincial.

La Feria Medieval de la Convivencia las Tres Culturas (árabe, judía y cristiana) se organizó por primera vez en 1998 y se celebra cada año durante el tercer fin de semana de junio. Se trata de un acontecimiento festivo con enorme seguimiento y aceptación popular en Molina de Aragón y su comarca, con una creciente asistencia de público en cada nueva edición, que se ha convertido en uno de los recursos turísticos relevantes de la zona.

La Feria medieval de las Tres Culturas está basada en el Cantar del Mío Cid. Su contenido consiste en la recreación, en el casco viejo de Molina de Aragón, de un mercado medieval y la representación del Poema del Mio Cid y la relación del personaje con el rey musulmán Abengalbón.

Casco antiguo de Molina de Aragón. (Foto: La Crónic@)
Casco antiguo de Molina de Aragón. (Foto: La Cró[email protected])

El mercado medieval implica la ambientación del barrio antiguo molinés y una selección de puestos de venta de productos artesanales, tanto de alimentación como de decoración y vestuario, de lo más representativo de la comarca, la provincia y la región. También hay exhibiciones de oficios artesanales, que realiza la Escuela de Folclore de la Diputación Provincial.

La celebración se completa con interpretaciones de figurantes, cantantes, juglares. personajes típicos de la Edad Media, como pícaros o adivinadoras y grupos de música, danza y teatro.

Casi un cuarto de siglo de nueva tradición

El vicepresidente primero de la Diputación y diputado de Turismo, Rubén García, ha destacado que “desde su creación en 1998, la afluencia de visitantes a la Feria Medieval de las Tres Culturas no ha parado de crecer año tras año” y “sus actividades han contribuido a promocionar el turismo en Molina de Aragón, a potenciar los recursos turísticos de la ciudad y su comarca, al desarrollo de la artesanía y el comercio local y a la recuperación de la historia y tradiciones molinesas”.

Más información: