22.4 C
Guadalajara
30 mayo 2024
InicioLocalLa Policía detiene en un desalojo a dos okupas: uno, buscado por...

La Policía detiene en un desalojo a dos okupas: uno, buscado por ladrón; el otro, por «camello»

-

La Policía Nacional de Guadalajara procedió días pasados al desalojo de varias viviendas de un edificio okupado. La soprpresa fue que en el transcurso del desalojo los agentes tuvieran que proceder a la detención de un joven que estaba reclamado por haber cometido un robo con violencia el pasado mes de octubre. No fue el único, ya que en esa misma actuación policial resultó detenido otro okupa cuando trataba  de deshacerse de los estupefacientes que poseía y de los útiles que le implicaban en un posible tráfico de drogas.
 
El edificio en que tuvieron lugar estos hechos, situado en la calle Cuba de Guadalajara, estaba ocupado desde hace varios años, "habiéndose convertido en un punto de venta de droga, foco de continuos problemas que provocaba cierta alarma e inseguridad entre los vecinos", según se destaca desde la Comisaría de Policía.
 
Fue durante el desalojo cuando se localizó en el interior de una de las viviendas a un joven de 20 años de edad que estaba siendo buscado por la comisión de un robo con violencia e intimidación que tuvo lugar el pasado 21 de octubre. Aquel día el joven supuestamente amenazó a una pareja con un machete, les sustrajo el dinero y el teléfono móvil, alejándose luego del lugar.
 
La investigación que se inició en el mes de octubre para esclarecer este hecho, consiguió determinar la identidad del presunto autor, que había permanecido oculto en una de las viviendas ocupadas para evitar su detención.
 
Además, durante el desarrollo del desalojo, otro individuo fue sorprendido por los policías cuando arrojaba por la ventana un par de botines que ocultaban en su interior 200 gramos de hachís, una báscula digital y una espátula con restos de sustancia estupefaciente. A pesar de que con esta maniobra trataba de eludir su posible responsabilidad, fue detenido como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.
 
Igualmente, durante los desalojos se detectó a cuatro personas que se encontraban en situación irregular en España.
 
Los dos detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial, mientras que los domicilios desalojados fueron entregados a sus legítimos propietarios, que se encargaron de tapiarlos para evitar nuevas ocupaciones.