Aviso con las nuevas normas para las misas en una iglesia de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Aviso con las nuevas normas para las misas en una iglesia de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Tras el decreto episcopal que permitía la reanudación de los cultos con fieles desde el 11 de mayo, las parroquias han vuelto tener misas según sus horarios habituales, aunque sin problemas para mantener los aforos.

Como reconoce la propia Diócesis, “la tónica general de la reanudación, tanto en poblaciones mayores como en pueblos pequeños, es la precaución en la asistencia y en las condiciones de desarrollo de la liturgia”

Gel hidroalcóholico en la entrada de San Nicolás.

“Los asistentes van de menos a más paulatinamente, creciendo día a día por unidades, y con menor presencia de personas mayores, que tienen dispensa del precepto” consideran las mismas fuentes.

Los requisitos sanitarios imponen cautelas de distancia entre fieles y en gestos de participación en la paz, en la comunión y en las entradas y salidas de los templos, como ya se informó.

La primera eucaristía dominical, el domingo 17, tuvo escasa asistencia; y en algunas parroquias rurales no llegó a celebrarse.

Desde la Diócesis Sigüenza-Guadalajara se cree que la solemnidad de la Ascensión de Señor favorecerá el aumento de asistencia, pese a que no haya primeras comuniones.

Interior de la iglesia de San Nicolás, en Guadalajara, en mayo de 2020. (Foto: La Crónic@)
Interior de la iglesia de San Nicolás, en Guadalajara, en mayo de 2020. (Foto: La Crónic@)

Más información: