4.8 C
Guadalajara
24 febrero 2024
InicioEconomíaLos ataques de lobos ya no se esperan sólo en Guadalajara, sino...

Los ataques de lobos ya no se esperan sólo en Guadalajara, sino en toda la región

"La conciliación de la presencia del lobo ibérico con los usos ganaderos de la región, en especial con la ganadería extensiva" vuelve a ser la pretensión de las ayudas compensatorias de la Junta por los ataques de los lobos, ya no sólo en Guadalajara sino en cualquier provincia de la región.

-

Los ganaderos de la sierra Norte de Guadalajara se han sentido solos desde hace muchos años, abandonados por las administraciones y solos también frente al lobo, que ataca a terneros y ovejas. Al menos en ese sentido ya pueden sentirse algo más «acompañados», puesto que la amenaza de estos cánidos salvajes ha dejado de ser patrimonio exclusivo de esta provincia.

Se acaban de publicar las condiciones económicas y burocráticas con las que la Junta acepta compensar los daños que se produzcan, con vigencia para los próximos dos años.

Como novedad, «ante el incremento en el número de ataques contabilizados en las regiones limítrofes con Castilla-La Mancha, y teniendo en cuenta la alta movilidad característica de la ecología de esta especie transfronteriza más allá de su área de campeo», se ha ampliado la cobertura de los posibles ataques de la provincia de Guadalajara a toda la Comunidad Autónoma.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha publicado este martes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la resolución por la que se convocan, por el procedimiento de tramitación anticipada para el ejercicio 2024, las ayudas en régimen de mínimos para paliar los daños relacionados con ataques de lobo ibérico al ganado doméstico en la región, con 110.000 euros de inversión prevista para las anualidades de 2024 y 2025.

La finalidad de estas ayudas es «la conciliación de la presencia del lobo ibérico con los usos ganaderos de la región, en especial con la ganadería extensiva». Se pueden beneficiar de estas ayudas los ganaderos y ganaderas o titulares de explotaciones ganaderas que sean personas físicas, jurídicas u otras entidades sin personalidad jurídica, en cuyo caso han de cumplir con las condiciones establecidas en el artículo 11.3 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, y que cumplan, entre otros, requisitos como mantener ganado en régimen extensivo o que el ganado pertenezca a una explotación ganadera incluida en el Registro General de Explotaciones Ganaderas.

En cuanto a las actuaciones subvencionables, corresponderán a las cabezas de ganado muertas por ataques de lobo ibérico que se produzcan durante la anualidad 2024, pertenecientes a explotaciones ganaderas que mantengan ganado en régimen extensivo.

Estas ayudas se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva simplificada, debido a la naturaleza compensatoria de las mismas.

¿Cuál es el procedimiento?

Tal como establece la resolución, cuando un ganadero tenga conocimiento de un posible ataque de lobos a su ganado, deberá comunicarlo, salvo causas excepcionales, dentro de las 24 horas siguientes al mismo a los agentes medioambientales de la demarcación territorial donde se haya producido para que procedan a realizar la visita a la explotación y evaluar los posibles daños, recogiendo la información necesaria en acta que será el documento de referencia para determinar la cuantía de la ayuda por el personal técnico de la Delegación Provincial correspondiente de la Consejería.

Una vez comunicados los daños, el plazo de solicitudes será de un mes a contar desde el día siguiente a la fecha del ataque, considerando como tal la fecha que figure registrada en el acta de visita de los agentes medioambientales. Se deberá realizar una solicitud independiente por cada ataque.

La UE acepta «relajar» las medidas de protección del lobo

La noticia más importante de los últimos ha sido, sin embargo, la relajación de las medidas de protección de esta especie que se plantea ahora desde las Unión Europea.

Del alcance posible da idea el que, de forma inmediata, organizaciones ecologistas hayan pedido al Gobierno español que rechace la propuesta de la Comisión Europea de rebajar la protección integral que ahora reciben las poblaciones de lobo en base al Convenio de Berna de protección de la fauna y hábitats europeos, con el objetivo de poder «flexibilizar» las normas de gestión de esta especie frente al aumento de ataques a ganado y conflicto con comunidades locales en distintos puntos de Europa.

«España debe mantener el nivel de protección del lobo y es la Comisión Europea la que debe justificar cómo propone un cambio en la legislación que no está basado en información científica», apunta Theo Oberhuber, portavoz de Ecologistas en Acción.

Oberhuber cree que lo que plantea la Comisión Europea «no está basado en información científica, sino en intereses y presiones de ciertos sectores». «No es porque las poblaciones del lobo se hayan incrementado mucho», ha zanjado.

Ecologistas en Acción considera «inaceptable e injustificable» la decisión de la Comisión Europea de reducir la protección del lobo puesto que, a su juicio, «no se basa en información científica». Por ello, exige que el lobo esté «vivo y protegido».

En la misma línea, Alianza Verde ha incidido en que no quieren rebajas en la protección del lobo «ni en Europa, ni en España, ni en ninguna parte»; y ha recordado que en la pasada legislatura el Partido Popular «perdió por seis veces las votaciones en distintas iniciativas presentadas en el Congreso y en el Senado contra la protección del lobo».

«El lobo es el mayor depredador de la fauna europea, y merece ser conservado y recuperar parte de sus antiguos territorios. Europa no puede perder de esta manera tan vergonzante el liderazgo global en materia de conservación de la naturaleza», manifiesta la organización.

Para la oficial senior de Políticas de Biodiversidad en la Oficina de Política Europea de WWF, Sabien Leemans, el anuncio de la Comisión Europea «es escandaloso» y «no tiene justificación científica, sino que está motivado puramente por razones personales y socava no sólo el estatus de protección del lobo, sino, con él, todos los esfuerzos de conservación de la naturaleza en la Unión Europea».

La organización considera que la presidenta von der Leyen «está sacrificando deliberadamente décadas de trabajo de conservación para obtener beneficios políticos, haciéndose eco de los intentos de sus aliados para instrumentalizar al lobo como chivo expiatorio de los problemas socioeconómicos de las comunidades rurales».

«Esto es inaceptable y puede crear un precedente peligroso para todas las especies y hábitats dentro y fuera del territorio de la Unión Europea», ha alertado Leemans, destacando que la propuesta «sabotea el papel de la UE como socio confiable y líder en los foros internacionales y cuestiona la autenticidad de sus esfuerzos para lograr los objetivos globales de biodiversidad».

WWF recuerda que hace un año la presidenta von der Leyen hizo una «contundente» declaración sobre el acuerdo histórico para guiar la acción global sobre la naturaleza hasta 2030 junto con el resto de la comunidad internacional. «El anuncio de hoy pone en duda estos compromisos internacionales», puntualiza.

Por su parte, el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) ha criticado que mientras el mundo se enfrenta a una «crisis de biodiversidad sin precedentes», la Comisión Europea quiere «echar más leña a este fuego» reduciendo la protección para los lobos.

«El lobo es parte del patrimonio natural de Europa y desempeña un papel vital en el mantenimiento del equilibrio de los ecosistemas –ha afirmado Ilaria Di Silvestre, jefa de Políticas y Campañas de la UE, IFAW–. Los datos disponibles hoy no justifican esta decisión. Más bien, parece basarse en un proceso de consulta no transparente que fue lanzado por la Comisión el 4 de septiembre de 2023».


Más información: