Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara el 24 de mayo de 2022. Abajo, de izquierda a derecha, De Miguel, Morales y Riendas. (Foto: Ayuntamiento de Guadalajara/La Cró[email protected])

Al profano en asuntos municipales, el concepto de «extraordinario» puede engañarle. La convocatoria «extraordinaria» de un pleno para el 24 de mayo de 2022 no ha derivado en nada particularmente insólito. Sí que ha servido para comprobar que los ediles son capaces de madrugar, con tiempo suficiente para estar antes de las ocho y media de la mañana en el centro social de «Los Valles». Con la fresca, que no es una señora sino el suave relente primaveral tras la madrugada, comenzó la sesión de este martes.

Se llevaba a debate la segunda modificación de crédito del presupuesto de la ciudad, que demuestra ser un documento tan «vivo» (Juan Antonio de las Heras dixit) que es que no para quieto, sobre todo en este mandato.

Inquieto es también, pese a su apariencia más propicia para la estática, Jorge Riendas. El único concejal de Aike anunció en la explicación de su postura que votaría en contra, aunque luego se abstuvo. Antes de ese momento había criticado la imprevisión del equipo de gobierno, «lo que demuestra que no lo están haciendo demasiado bien». «Las goteras del Buero Vallejo o de «Alfanhuí» llevan más de un año, también cuando hicieron el presupuesto», insistía el edil municipalista. 

De Miguel vs. Morales

¿Qué es lo contrario de un comunista? Que cada cual ponga el adjetivo, aunque lo cierto es que Antonio de Miguel, de Vox, se esfuerza en cada pleno en dejar claro que sólo está cerca de Morales por la distribución de las sillas en el salón de plenos respecto al de Unidas Podemos. Y lo hace de una manera tan hiriente que incomoda a quien lo ve y le escucha.

José Morales, casi en un susurro, se expresaba este martes contra la «ideología neoliberal» y la norma de gasto «impuesta por agentes extranjeros». «Si la legislación nos permite gastar más y los ingresos aumentan, hagámoslo». «Es positivo que nos podamos gastar nuestros ahorros en nuestras necesidades, no es una cosa tan loca».

Acto seguido, tras el exabrupto de Antonio de Miguel contra el comunismo en general y el que representa Morales en particular, el portavoz de Vox se ha manifestado en su turno contra el dinero que ahora se va a dedicar en Guadalajara a la esterilización de gatos, aun reconociendo que es un grave problema para la ciudad.

PP vs. Ciudadanos

Otra pareja de baile muy dada a los mutuos pisotones,  así ya van tres años, es la del PP y Ciudadanos, el mismo partido que mantuvo a Román como alcalde entre 2015 y 2019. Para justificar la modificación de crédito, Fernando Parlorio afirmó en su turno que hay un 26 por ciento más de gasto que el de 2018, que fue el último de la etapa Román, según sus cálculos, y con menos presión fiscal.

«Si viene aquí a decirnos que ustedes han bajado los impuestos en Guadalajara, cojo mis bártulos y me voy», le espetó un sorprendido Jaime Carnicero al citado Parlorio. Aprovechando la figura retórica, Lucía de Luz no dudó en animar a Carnicero a que lo hiciera de verdad, que se fuera, tras insistir en que el duetto PSOE+Cs no ha subido impuestos y que se están aprovechando los fondos europeos. «Se puede invertir el dinero de la gente en la gente manteniendo la Hacienda municipal fuerte y estable», enfatizó la concejala.

Descreído ante tantas buenas palabras, Carnicero optó por subrayar, en modo oráculo, que «ustedes no ejecutan ni el 70 por ciento de sus modificaciones de crédito». «Este verano tampoco va a haber Operación Asfalto. ¿Pero de verdad se han dado cuenta ahora que les falta dinero?», insistía el del PP.

Al final, Aike y el PP coincidieron en abstenerse, Vox votó en contra y el resto, hasta 14, dieron el sí a la nueva corrección de las cuentas municipales que era, esencialmente, para lo que se habían citado a tan temprana hora y en un pleno extraordinario los concejales, con alguna ausencia.

Lo extraordinario, lo realmente extraordinario será cuando los plenos vuelvan a celebrarse en las Casas Consistoriales, culminada la reforma que se estrenará algún día cercano, siempre antes de las próximas elecciones. Esas que se ciernen sobre los 25 concejales en una larga, extenuante y crispante cuenta atrás.

Lucía de Luz, en el pleno del 24 de mayo de 2022. (Foto: Ayto. Guadalajara / La Cró[email protected])

Más información: