Nubes sobre Guadalajara en la mañana del viernes, 5 de febrero de 2021. (Foto: La Crónic@)
Nubes sobre Guadalajara en la mañana del viernes, 5 de febrero de 2021. (Foto: La Crónic@)

Las temperaturas volverán este fin de semana a valores invernales en la Península, pudiendo caer en algunos puntos hasta 10 grados entre este viernes y mañana sábado. Al mismo tiempo, regresan las lluvias.

Así lo indica el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, que apunta que la borrasca se irá desplazando hacia el nordeste atravesando la Península y situándose en Francia durante la tarde del sábado.

La previsión para el sábado incluye heladas ligeras en Molina y en Sigüenza. Esta´ra nuboso en la provincia, tendiendo a cubierto. Lluvias y chubascos dispersos, algo más intensos a partir del mediodía y con tormenta en la Serranía. Cota de nieve en torno a 1.500 metros, bajando hasta 1.000-1.200 metros. Probables brumas y nieblas matinales en zonas altas. Temperaturas en descenso, siendo notable el de las máximas. Las mínimas se alcanzarán al final del día. Viento del sur y suroeste rolando hasta componente norte.

La borrasca que viene ya ha dejado precipitaciones en Canarias en forma de nieve en sus cumbres y temperaturas inusualmente frías, que continuarán durante el viernes y primera mitad del sábado, con lluvias, nevadas y viento intenso.

Según explica, la inestabilidad aumentará en la Península, con precipitaciones en amplias zonas, a excepción del área mediterránea. Se normalizarán durante el fin de semana las temperaturas, pero por el efecto contrario, con un fuerte descenso que se espera el sábado con el acercamiento de la borrasca, ya que impulsará viento del norte y noroeste fríos, por lo que los termómetros bajarán de forma generalizada, salvo a orillas del Mediterráneo.

En el centro, de 19 a 9 grados

El descenso de temperaturas podría ser extraordinario, es decir, podría haber una diferencia de más 10 grados con respecto al viernes en zonas de la meseta sur. Por ejemplo, Madrid podría pasar de 19 grados el viernes a 9 el sábado y Ciudad Real podría pasar de 21 grados de máxima a 9 también el sábado. Las precipitaciones serán probables en amplias zonas de la Península, salvo en el extremo sureste, lloverá en Baleares y las precipitaciones serán más intensas y persistentes en el área cantábrica, sin descartar también algunas precipitaciones fuertes en el área del Estrecho.

El domingo puede volver a llover en el nordeste de Cataluña y en Baleares sin descartar otros puntos de la mitad oriental peninsular, especialmente los sistemas penibéticos, mientras otro frente atlántico da lugar a lluvias en Galicia, Asturias, oeste de Castilla y León, Extremadura y Andalucía Occidental y central, sin descartar que de forma débil puede haber algunas lluvias en otros puntos del interior.

Las temperaturas seguirán bajando, sobre todo en el nordeste y en el área mediterránea, así como en Baleares, y la cota de nieve a primeras horas del domingo estará baja, a unos 500/600 metros en el nordeste, aunque ya subiendo rápido hasta 1.000/1.200, que es la que se espera en el resto de sistemas montañosos de la península. “El domingo, el ambiente será frío, propio de la época, y habrá heladas nocturnas en buena parte de la meseta norte y páramos del centro, así como en áreas de montaña”, asegura.

Desde el lunes, “un tren de borrascas”

Sin embargo, a partir del lunes, Del Campo señala que un nuevo tren de borrascas dará lugar a precipitaciones más intensas cuanto más al oeste, mientras que las temperaturas en general experimentarán un gradual aumento.

Concretamente, durante este viernes serán probables las precipitaciones fuertes, tormentosas y localmente persistentes, con nevadas a partir de los 2.400 metros en el archipiélago canario. Soplará el viento con rachas muy fuertes. Podrán superarse los 80 kilómetros por hora en amplias zona y habrá temporal marítimo con olas que pueden alcanzar los 4 ó 5 metros, especialmente en las islas más occidentales. De este modo, el ambiente estará fresco en el archipiélago canario.

En la Península, el acercamiento de la borrasca y el paso de un sistema frontal asociado a ella, dará lugar a cielos cada vez más nublados con lluvias y chubascos, acompañados de tormenta el viernes en puntos del centro y oeste peninsular.

“Sería la segunda vez que se registran tormentas este invierno del interior peninsular, algo muy poco habitual ya que en promedio se puede producir una tormenta cada década en los meses de enero y febrero, lejos de las zonas litorales”, explica.

Las precipitaciones serán persistentes en el área cantábrica y sur de Castilla y León, especialmente en el entorno del Sistema Central y la cota de nieve bajará hasta los 1.000 metros, especialmente en las montañas del noroeste peninsular, mientras que en el resto la cota puede quedar en torno a unos 1.500/1.800 metros.

En el Mediterráneo, las lluvias serán poco probables y en cuanto a las temperaturas, subirán en la meseta norte y bajarán en el Cantábrico y Comunidad Valenciana. No obstante, El ambiente será muy cálido para la época en muchas zonas, pudiéndose superar los 20 grados en el Valle del Ebro, en la zona centro, en la mitad sur y en Baleares.

Previsión para la próxima semana

La próxima semana comenzará con el frente que entraba el día anterior el domingo, avanzando por la Península y dejando el lunes precipitaciones generalizadas a su paso, salvo en el litoral mediterráneo de Cataluña, de la Comunidad Valenciana y de Murcia. Las lluvias serán más abundantes en Galicia y Andalucía, donde además pueden ir acompañadas de tormenta y también serán lluvias algo intensas en general, en zonas de montaña.

“Hay que prestar atención al viento que soplará con intensidad el lunes en el tercio sur peninsular, intensidad que se incrementará el martes”, agrego. Este día, puede haber rachas muy fuertes en buena parte de la Península, pero sobre todo en zonas de montaña del centro peninsular y en buena parte de la mitad sur.

El martes llegará una nueva y profunda borrasca con sus, con su sistema frontal asociado, que dará lugar también a precipitaciones en casi toda la Península y Baleares más débiles y menos probables en el litoral mediterráneo del este de la península.

Las lluvias serán intensas una vez más en zonas de Galicia y en general en áreas de montaña, con una cota de nieve que será superior a los 1.000/1.200 metros. El lunes y el martes en Las temperaturas subirán especialmente el lunes, quedando acotadas las heladas a zonas de montaña y páramos del centro y superando 20 grados a orillas del Mediterráneo.

A partir del miércoles, con creciente incertidumbre en el pronóstico, se prevé la llegada de nuevas borrascas con su frentes asociados, que afectarán principalmente al noroeste peninsular y el área cantábrica con lluvias en esas zonas. No se pueden descartar precipitaciones pero más débiles, ocasionales y dispersas en áreas de montaña del resto de la Península.

Las temperaturas subirán y con valores nocturnos superiores a los habituales para la época, la mayor parte del país, y el ambiente diurno será también cálido en el área mediterránea y en el Cantábrico. Concretamente, en Barcelona se podrán superar los 20 grados durante el día

En cuanto a Canarias, después del temporal que están sufriendo actualmente, la próxima semana tendrán un ambiente suave, con algunas posibles lloviznas en el norte de las islas más montañosas y temperaturas en general habituales a las que se suelen registrar por allí en estas fechas.

Más información: