19 C
Guadalajara
23 mayo 2024
InicioHistorias para recordar¿Qué fue de la playa de Alovera?

¿Qué fue de la playa de Alovera?

Ni un terrón se ha movido en las diez hectáreas de suelo cedido por el Ayuntamiento de Alovera a la constructora Rayet para construir la playa artificial con agua del grifo. Una playa tropical sobre lo que hoy es un secarral entre el pueblo y las vías del tren, un proyecto que nunca llega pero que no se deja de promocionar.

-

Ni un terrón se ha movido en las diez hectáreas de suelo cedido por el Ayuntamiento de Alovera a la constructora Rayet para construir la playa artificial que, según los reiterados anuncios, tendría que estar en funcionamiento el próximo verano.

Lo único que no deja de funcionar es la propaganda en forma de supuestas informaciones periodísticas, repetidas en sucesivas oleadas en los más diversos medios, madrileños y nacionales. Todos coinciden en reproducir los mismos datos e incluso con los mismos párrafos. También en el uso intensivo de las infografías encargadas en su día para ilustrar el paradisíaco vergel prometido.

En la última andanada de artículos ha habido de todo, desde medios apenas conocidos a otros de más enjundia:

  • «Portalparados» resaltaba hace dos semanas los 300 puestos de trabajo que se van a crear con la playa en Alovera este mismo verano, algo que es imposible.
  • «Una costa para los madrileños» anunciaba por esos mismos días de abril «EconomistJurist».
  • El pasado día 13 le correspondía el turno a «El Debate», que algo más de renombre que los anteriores sí que tiene.
  • La víspera aparecía un artículo firmado en «Bussines Insider», lo mismo que el 11 de abril en el diario «La Razón», el día 10 en la web de Cuatro

Todos los anteriores medios de comunicación coinciden en el tono encomiástico, tanto si os artículos van firmados como si asumen su condición de textos remitidos.

En estas últimas fechas, sólo ha variado el tono La Sexta. El 26 de abril se publicaba una pieza muy crítica con el proyecto, amparada en el testimonio de conocidos activistas ambientales, de Podemos y de anónimos vecinos.

Alovera: la playa que no llega

LA CRÓNICA, que se ha acercado a la parcela de la polémica, ha podido comprobar que sobre el terreno los únicos que campan por allí son los conejos, a sus anchas por entre los cardos y la maleza de ese secarral, entre la zona deportiva del municipio y la vía del tren, donde llegó a habilitarse un circuito de motocross.

La promotora esperaba, cuando esto comenzó, antes de la crisis de 2008, gastarse algo más de 15 millones de euros, con la vista puesta en dar publicidad a un nueva operación urbanística en la zona. La supuesta atracción acuática se ha venido anunciando en el Sector I-15, conocido desde hace años como ‘Las Suertes’. Allí está prevista desde hace ya tres lustros la construcción de 4.000 viviendas. Por ahora, el horizonte está marcado por las parcelas sin construir y las calles vacías, en una zona que permanece vallada, como hace años. Las escasas grúas que se atisban están mucho más allá, hacia Azuqueca.

Ante la realidad actual, en un organismo como es la Mancomunidad de Aguas del Sorbe no les parece resultar extraño que nadie les haya notificado nada de un próximo, ya que no inminente, acopio de agua, según las fuentes consultadas por este diario. Porque para conseguir la lámina de agua no se hará ninguna prospección en el acuífero que hay a escasos metros de profundidad. El agua necesaria se suministrará (o se suministraría, pues parece más prudente el uso del condicional) por parte de ese organismo público, con las mismas condiciones con las que miles de hogares se surten desde el embalse de Beleña y la depuradora de Mohernando.

Agua de grifo para una playa tropical que nunca llega pero que no se deja de promocionar.


Más información: