23.3 C
Guadalajara
6 abril 2024
InicioCastilla-La ManchaPage se opone a la amnistía desde Sigüenza mientras que Zapatero la...

Page se opone a la amnistía desde Sigüenza mientras que Zapatero la defiende

García-Page ha aludido este lunes desde Sigüenza al "momento delicado y grave" que se vive en España, en vísperas de la anunciada Ley de Amnistía. Rodríguez Zapatero, en cambio, deficiente su constitucionalidad y conveniencia.

-

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avisado de que una hipotética ley de amnistía como moneda de cambio al apoyo de una investidura de Pedro Sánchez traerá en España «desigualdades» cuya factura la pagarán «las próximas generaciones», un escenario ante el que ha pedido «no frivolizar».

Durante su intervención en el acto institucional por el Día de la Mujer Rural, García-Page ha indicado que «hay quien se hace la cabeza un lío» con la amnistía, ya que algunos se plantean que esa amnistía «sea a España».

«Lo digo con claridad. La igualdad de los españoles no es a costa de la unidad, es precisamente porque se defiende la unidad», ha abundado.

En este «momento delicado y grave», ha insistido en que «si alguien piensa que no es grave –la amnistía– porque las facturas de hoy no se asumen hoy», todo lo que suponga «dificultar la convivencia y unidad en España ahora tendrá consecuencias en la próxima generación».

«Dejo las cosas muy claras. No sé qué va a terminar pasando en España, pero sí sé como presidente de este tierra que cuando reclamo que los ciudadanos de mi tierra puedan opinar al mismo nivel, estoy cumpliendo con mi responsabilidad», ha enfatizado.

Rodríguez Zapatero defiende que la amnistía es constitucional

Por su parte, y también este mismo lunes, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado que está «a favor de la amnistía» a los políticos implicados en ‘procés’ para solucionar el «conflicto político» en Cataluña. A su juicio, se trata de una medida que «no es inconstitucional».

Zapatero ha subrayado que la amnistía ayudaría a iniciar un proceso para intentar el «reencuentro» de Cataluña con el Estado después de un «conflicto gravísimo» que ha producido una «división profunda».

En una entrevista en Onda Cero, ha esgrimido que la amnistía es «una institución de la que disponen todas las democracias homologables a la española», mencionando que ha habido «decenas de amnistías» desde la Segunda Guerra Mundial.

«No hay ningún país occidental, democrático, europeo, que haya renunciado a la amnistía. Unas figuran en la Constitución, otras no», ha añadido, declarándose a favor porque la situación es «excepcional» y favorecería el interés general, además de que «cabe» –a su juicio– en el ordenamiento jurídico español.

Preguntado por qué Pedro Sánchez sostenía hasta las elecciones del 23 de julio que una amnistía no cabía en la Constitución, Zapatero ha contestado que el actual presidente se refería más bien al tipo de amnistía que habían propuesto los partidos independentistas.

Zapatero justifica los «cambios de opinión» de Pedro Sánchez

«Cuando se está en el Gobierno, si hay que cambiar de opinión, se cambia», ha expresado para criticar a los que acusan a Sánchez de querer ser presidente «a toda costa», si bien ha considerado que la amnistía «debe de estar motivada adecuadamente».

Sobre si la amnistía tendría que ser a cambio de que los independentistas asuman su responsabilidad, Zapatero ha respondido que «por supuesto» tiene que haber «un nuevo contexto, un nuevo clima y una nueva actitud», preservando la búsqueda del reencuentro mediante un acuerdo político y el respeto a la legalidad.

Por contra, ha sostenido que la autodeterminación «no es compatible» con el programa del PSOE. Y ha cuestionado por qué en España no se puede recurrir a una amnistía ante una situación como la de Cataluña, que no la ha habido «más excepcional» y «más grave» desde el intento de golpe de Estado del 23-F en 1981, ha apuntado.

Zapatero ha señalado que no está negociando con el expresidente catalán y líder de Junts, Carles Puigdemont, su apoyo a la investidura de Sánchez, sino que lo está haciendo desde la «discreción» una comisión del PSOE.

No obstante, ha dicho que ayudará en lo que «pueda» para que se revalide el Ejecutivo de coalición, algo que le parece «muy importante». «El llamado ‘Gobierno Frankenstein’ ha tenido un gran desempeño», ha subrayado.

Preguntado si Sánchez está dispuesto a amnistiar solo con el objetivo de seguir en Moncloa, Zapatero ha asegurado que «es algo más que la investidura», ve positivo que estén participando Junts y ERC en las negociaciones y ha hecho hincapié en que «cinco partidos» están a favor de la amnistía.

En este contexto, se ha referido a su antecesor en el cargo, José María Aznar, señalando que el ‘popular’ es un «gran defensor» del que fue presidente en la Segunda República Manuel Azaña, quien «amnistió» a los que en 1934 proclamaron la independencia de Cataluña, ha recordado.

Zapatero, que ha respaldado nuevamente la concesión de los indultos a los líderes del ‘procés’, ha mostrado su apoyo a Sánchez para que, si sale investido, encuentre un «nuevo camino de reencuentro en Cataluña».

Para el expresidente, lo que pasó en 2017 con el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia «trae su causa» de 2010, cuando el Tribunal Constitucional modificó el Estatut pactado y aprobado en referéndum por los catalanes en 2006.

Tras esa sentencia, Zapatero cree que se produjo un «choque de legitimidades» y efectos políticos que «hay que acometer», de los que no culpa al Constitucional sino al legislador.

«El hecho de un Estatut votado en referéndum y que luego es anulado en una pequeña parte, con más o menos calado, es un elemento central de todo lo que ha pasado, es la raíz del problema», ha argumentado.


Más información: