En este descampado fue encontrado el cuerpo sin vida de Miriam Vallejo.

La titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de Alcalá de Henares ha levantado la imputación que pesaba sobre Sergio S. M., compañero de chalet y principal sospechoso del crimen de la joven Miriam Vallejo, ocurrido hace tres años y medio. El cadáver de la joven apareció en un descampado de Meco, muy cerca del unifamiliar donde residía, en Villanueva de la Torre.

En el auto, la jueza acuerda el sobreseimiento provisional de la causa que se seguía contra Sergio S. M. y contra otro sospechoso por falta de pruebas.

«No existen motivos suficientes para atribuir la perpetración del delito a persona determinada, ni para continuar con la imputación de Sergio ni contra el otro sospechoso», recoge la resolución.

Fin a «un calvario», dice el abogado de Sergio

El abogado del investigado, el letrado Ignacio Menéndez, ha subrayado a este respecto, en una intervención en ‘Telecinco’, que el archivo se produce ante la «inconsistencia» de los indicios que había contra su defendido.

El letrado ha recordado que su cliente estuvo cuatro meses en prisión y ha estado 40 meses imputado, hechos que considera «gravísimos». Además, ha criticado que en este caso se pusiera todo el foco en contra suya, llegándose a datos de su vida privada.

«Todo es gravísimo y por fin ponemos fin a este calvario», ha recalcado el letrado, quien ha señalado que impugnará el recurso que interpondrá la familia de la chica contra el archivo de la investigación.

El toxicómano que se inculpó, tampoco

En diciembre de 2020, el caso dio un giro al confesar un preso toxicómano que era el autor de los hechos, pero un informe de ADN descartó dicha autoría.

Juzgados de Alcalá de Henares. (Foto: La Crónic@)
Juzgados de Alcalá de Henares. (Foto: La Cró[email protected])

El principal sospechoso era Sergio, compañero de vivienda de la chica junto a su novia. Desde que fue arrestado, defendió su inocencia pero sus restos de ADN en la ropa de Miriam le incriminaban, a pesar de que su defensa insistía en que se pudo transferir en la lavadora.

En la instrucción, la jueza solicitó a la forense del caso que ampliara el informe de autopsia para determinar si pudieron intervenir varias personas en el crimen, una tesis que defendía la defensa del único investigado.

Más información: