María Ángeles Rosado, de Ciudadanos, en una comparecencia pública.
María Ángeles Rosado, de Ciudadanos, en una comparecencia pública.

La semana empezaba con la noticia de la marcha, sin irse, de los dos concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cabanillas del Campo. Al dejar el partido han renunciado a los ingresos como grupo político en el consistorio, aunque no a las dietas ni a las actas, que retienen. Muy lejos queda en el calendario el momento en que Alejandro Ruiz, el «hombre fuerte» de Ciudadanos desde su implantación en la provincia, abandonó también la militancia.

Ahora, la actual coordinadora de Ciudadanos Guadalajara, María Ángeles Rosado, ha intentado negar una eventual «descomposición» de la formación naranja en la provincia. La palabra entrecomillada es, literalmente, la empleada en la propia nota de prensa remitida con declaraciones de esta política, que se dio a conocer subida a un tractor y recibiendo en su finca a Albert Rivera… que tampoco está ya en Ciudadanos.

«Acabamos de constituir la Asamblea Provincial con la presencia de Edmundo Bal; hace dos fines de semana estuvimos en Jadraque y sumamos afiliados, estamos haciendo un buen trabajo en las instituciones…» ha enfatizado Rosado en un comunicado.

Los dos concejales elegidos en la candidatura de Ciudadanos en Cabanillas del Campo y que ahora han abandonado el partido pero no sus actas.
Los dos concejales elegidos en la candidatura de Ciudadanos en Cabanillas del Campo y que ahora han abandonado el partido pero no sus actas.

Reclama el acta a los concejales de Cabanillas

La responsable provincial ha mostrado su respeto a la decisión de los concejales de Cabanillas pero les ha pedido que tengan honor y «cumplan con el Código Ético de Ciudadanos, concretamente con el punto 17, donde dice que los ediles deben dejar el acta desde el mismo momento en el que se abandone el grupo institucional».

Además, la coordinadora provincial de la formación naranja ha asegurado que Ciudadanos «tiene presente y futuro en Cabanillas» y ha subrayado que «tanto la número 3, como la número 4 son afiliadas comprometidas con Ciudadanos, y tienen ganas y conocimientos más que suficientes para llevar a cabo una oposición útil para todos los vecinos del municipio”. No podrán demostrarlo, por ahora, ya que los ediles que han abandonado la formación siguen ocupando sus asientos.

El papel del PSOE en el caso

Rosado ha pedido a Sanz y Bernabéu, que no «secuestren el acta» y ha pedido al alcalde de la localidad, José García Salinas y al PSOE de Guadalajara que «no sean cómplices de esta deslealtad, porque en política hay tener honor, y no apoyar a quienes han demostrado no tenerlo».

Más información:

Una concejal de Ciudadanos dimite para no apoyar al PSOE (en Albacete)

A Ciudadanos se le marcha otro diputado más en Castilla-La Mancha