Marcas de vehículos en un sembrado de La Alcarria.
Parcela cultivada en la Alcarria con daños por ruedas de quads y todoterrenos.

El gerente de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos (APAG) de Guadalajara, Antonio Torres, ha manifestado su queja ante los daños que grupos de personas con quads y todoterrenos están ocasionando en algunos cultivos de trabajadores del campo y en los caminos de acceso a sus parcelas en la zona de La Alcarria.

Torres, en declaraciones a Europa Press para LA CRÓNICA, ha explicado que esta situación se viene dando desde el pasado año al menos en parcelas de Pioz, Pozo de Guadalajara y de Chiloeches, unos hechos que han comenzado a preocupar a la asociación y a los propios afectados, teniendo en cuenta que se trata de tierras sembradas que “tienen dueño”, afirma el gerente.

“En este país existe la propiedad privada y los agricultores tienen que sembrar para comer”, ha argumentadoo Torres, quien no alcanza a comprender los motivos que llevan a algunos a cometer este tipo de acciones.

Según Torres, sobre todo en fines de semana, para divertirse, algunos grupos con quads y todoterrenos se dedican a derrapar en las parcelas que están cerca de sus urbanizaciones, sin tener en cuenta que están cultivadas; en otros casos, lo que hacen es aparcar en las mismas. “Llega un momento que este tipo de situaciones generan una gran impotencia en el sector”, ha resaltado.

Más respeto

El gerente ha pedido respeto a las personas que actúan de esta manera y que tengan en cuenta que cuando estropean una parcela solo por divertirse dañan también la economía del agricultor.

Mientras, José Alberto Baldominos, uno de los agricultores afectados, ha asegurado que “esto es la ciudad sin ley”, refiriéndose a como él esta viviendo esta situación en varias parcelas de su propiedad en Pozo de Guadalajara.

Según ha declarado a Europa Press, cada vez hay más jóvenes que están adquiriendo todoterrenos usados y tanto en su municipio como en Chiloeches o en Pioz, entre otros, “están devorando todo lo que pillan”.

Pero para Baldominos, lo peor de todo son los comentarios que ante sus quejas están formulando a través de las redes algunos de los implicados en estos percances, instando a los agricultores a vallar las parcelas si lo que no quieren es que accedan a ellas.

A él concretamente le han causado daños en sus trigales, pero ha apostillado que no es algo exclusivo de este año sino que ya lo sufrió en el 2019, al igual que otros agricultores de la zona, afirma.

“Uno puede divertirse pero ha de hacerse respetando siempre a los demás”, ha apostillado Baldominos, a la par que ha demandado un mayor control ante este tipo de hechos por parte de la Guardia Civil.

Más información:

• Premio para APAG