Gastronomía y paisaje se complementan perfectamente en Mallorca.

Mallorca es mucho más que verano y playa, una obviedad que a cualquier viajero con fundamento no hay que explicarle. Dado que sus restaurantes y locales están abiertos todo el año, con menos apreturas, tomar un avión y plantarse en la isla en este momento del año es una opción de los más interesante.

Por si faltaban argumentos para tomar esta decisión, la celebración de la Mostra de Cuina (Muestra de Cocina) de Mallorca entre el 6 de marzo y el 2 de abril nos lo pone todo mucho más fácil. Se han planteado cuatro rutas gastronómicas que, además de permitir disfrutar de la buena comida mediterránea, realizan un recorrido por gran parte de los pueblos de la isla.

Cada semana se centran en un área de la isla de Mallorca. Los diferentes restaurantes adheridos a la iniciativa proponen dos tipos de menú: Menú Mostra, de 25 euros con un entrante, plato principal, postre y bebida; y Menú Gastronómico, con precio y formato libre:

• Ruta Palma (9 – 12 de marzo)
Es el trayecto que incluye la capital del destino. Todo un referente gastronómico por sí solo.

• Ruta Serra y Nord (16 – 19 de marzo)
El trazado transcurre por Calvià, Andratx, Estellencs, Puigpunyent, Banyalbufar, Escorca, Fornalutx, Sóller, Bunyola, Deià, Valldemossa, Esporles, Pollença, Muro, Sa Pobla, Alcúdia y Santa Margalida.

• Ruta Llevant y Migjorn (23 – 26 de marzo)
Mediante este camino, se podrán conocer los municipios de Artà, Capdepera, Son Servera, Sant Llorenç, Manacor, Llucmajor, Campos, Ses Salines, Santanyí y Felanitx.

• Ruta Pla y Raiguer (30 de marzo – 2 de abril)
En Santa Eugènia, Algaida, Sencelles, Montuïri, Lloret, Costitx, Sant Joan, Sineu, Llubí, Maria, Ariany, Petra, Vilafranca, Porreres, Alaró, Binissalem, Búger, Campanet, Consell, Lloseta, Inca, Mancor de la Vall, Marratxí, Santa Maria del Camí y Selva.


Más información: