ALBACETE, 11 (EUROPA PRESS)

Efectivos de la Guardia Civil de Elche de la Sierra han detenido a un vecino de una pedanía de la localidad albaceteña de Molinicos, de 43 años de edad, como presunto autor de un delito contra la salud pública, en la modalidad de cultivo o elaboración de drogas. Al detenido se le intervinieron 47 plantas de cannabis sativa que formaban parte de una plantación indoor.

La Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil de Albacete recibió una llamada en el teléfono de urgencias 062, que atienden sus operadores de forma permanente, al parecer por las desavenencias surgidas entre una pareja de una pedanía de Molinicos, desplazando a la patrulla más próxima al lugar.

Una vez en el lugar de los hechos, los agentes de la Guardia Civil de Elche de la Sierra se entrevistaron con una de estas dos personas, observando como en las inmediaciones del lugar donde vivían se encontraban varios sacos de sustrato y abono para el cultivo, percibiendo asimismo un fuerte olor, característico a la planta de marihuana, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Minutos después y, tal vez, tras percatarse de la presencia uniformada, la otra persona acudió al lugar donde se encontraban los agentes, verificando entonces que ambos se encontraban en perfecto estado de salud, manifestando que habían tenido una discusión, sin importancia.

Ante la evidencia de que se estuviese cometiendo un presunto delito de cultivo de estupefacientes, los agentes localizaron en la planta baja de la vivienda una habitación que había sido remodelada para el cultivo de cannabis sativa, compuesta por 47 plantas de un 1,5 metros de altura.

Esta pequeña plantación indoor contaba con todos los elementos necesarios para el cultivo y producción de marihuana, como potentes focos de iluminación, aparatos de ventilación y extracción del aire, termostatos, abono y sustratos. También se localizó una báscula de precisión, tal vez utilizada para el pesaje de la sustancia vegetal, antes de su dosificación y envasado.

6.600 DOSIS FUERA DEL CONSUMO HUMANO

Las 47 plantas intervenidas en el registro, que arrojaron un peso de 14 kilos, podrían haber supuesto 6.600 dosis en el mercado ilícito, después de haber sufrido los procesos de transformación necesarios.