Morante, en su por ahora última comparecencia en Guadalajara.

Guadalajara es una provincia con gran afición taurina. Lo es también en el presente siglo XXI, con innumerables pueblos, pequeños o grandes, que celebran encierros por sus calles o por el campo, además de corridas de mayor o menor enjundia. Aunque ahora, con todo detenido por el coronavirus. A esos aficionados va dirigida la convocatoria de este sábado en la capital de la provincia, en defensa de la tauromaquia. Otras concentraciones han sido organizadas en el resto de capitales de Castilla-La Mancha. Será a partir de la siete y media de la tarde, en los alrededores de la plaza de toros.

Un ejemplo es la Asociación Generación ‘Las Cruces’ de la Plaza de Toros de Guadalajara, que trabaja por el fomento del mundo del toro entre los jóvenes. Su presidente, Sergio Moreno, destaca que el objetivo de estas convocatorias es pedir a los ayuntamientos que no se precipiten en decisión de suspender los espectáculos taurinos “porque el mundo del toro no solo son fiestas sino que vive mucha gente de ello”.

“El mundo taurino es empleo, turismo y gastronomía”, añade Moreno antes de reclamar a la afición taurina de Guadalajara que participe este sábado en este “paseo”. También, como es obvio, que “acaten las recomendaciones sanitarias”, medidas que pasan por llevar la mascarilla y mantener una distancia social.

Sostén económico para los pueblos

Moreno tiene claro que el mundo del toro es lo que garantiza a muchos bares, restaurantes y establecimientos de todo tipo “el agosto” cada año, de ahí que con este “paseo” quieran pedir “prudencia” a los consistorios, teniendo en cuenta también que todavía quedan muchos meses por delante en los que no se sabe aún qué puede pasar y que ya son muchos los que han decidido decir que no habrá festejos taurinos.

En Guadalajara, a las siete y media

En el caso de Guadalajara la concentración “o paseo” en defensa del sector taurino se ha convocado en el entorno de la Plaza de Toros de ‘Las Cruces’ a partir de las 19.30 horas.

“Es un momento para demostrar que Guadalajara somos una provincia taurina y que no se pide que se hagan festejos sí o sí, sino prudencia y que se nos tenga en cuenta”, ha subrayado.

Cada año se celebran en Guadalajara desde el mes de junio hasta octubre alrededor de un centenar de encierros, al margen de los eventos taurinos que se desarrollan en las distintas localidades.

Por último, Moreno subraya la gran afición que existe en la provincia al mundo del toro y muy especialmente los festejos populares, asegurando que “sorprendería a muchos conocer el tirón que tienen entre la juventud los encierros y concursos de recortadores”.

Más información: