20.8 C
Guadalajara
19 junio 2024
InicioLocalAike insiste en que la rampa de Aguas Vivas se está haciendo...

Aike insiste en que la rampa de Aguas Vivas se está haciendo mal y proponen un ascensor como alternativa

Aike ya ha recurrido al contencioso administrativo por esta obra y aseguran que les consta que la Junta de Comunidades ha hablado con el Ayuntamiento para interesarse sobre la cuestión.

-

El portavoz del Grupo Municipal Aike en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jorge Riendas, ha advertido de que el proyecto de la obra de rehabilitación que está llevando a cabo el Ayuntamiento en la rampa que conecta la plaza de España con el Barranco del Alamín no cumple la normativa vigente en materia de accesibilidad y que dicha rampa, por su pendiente, debería tener espacios para el descanso, de los que carece.

Desde el Grupo Aike han asegurado que ya advirtieron al equipo de Gobierno de que lo que quieren hacer no cumple la normativa vigente, según los informes técnicos que ellos han solicitado, aunque el servicio técnico del Consistorio sí ha dado el visto bueno al proyecto, que ya se está ejecutando.

Sin embargo, según Riendas, la obra de rehabilitación que se va a hacer en la rampa debería tener zonas de descanso para los usuarios de sillas de ruedas o para aquellos que precisan asistente personal para su desplazamiento, ya que las distancias en pendiente continua requieren un esfuerzo físico importante para los usuarios.

Mejor con madera

Para Riendas, está claro que si se quiere tener en cuenta a las personas con movilidad reducida hay que poner espacios de descanso. Un problema este al que han añadido el de la sustitución de la madera que había hasta ahora por otro material, que creen que no es el adecuado porque se trata de un tipo de rejilla que puede causar problemas a los usuarios.

De momento, Aike ya ha recurrido al Contencioso Administrativo y aseguran que les consta que la Junta de Comunidades ha hablado con el Ayuntamiento para interesarse sobre este tema, pero el Consistorio «hace caso omiso» aún teniendo informes desfavorables.

Desde Aike dejan abierta una propuesta más al Consistorio, y es que si realmente es tan costoso afrontar la rehabilitación de la rampa tal y como contempla hoy la normativa, que coloquen un ascensor. Riendas no entiende como «a cualquier vecino, cuando va a realizar una obra se le exige que cumpla la normativa y ellos no lo hacen».


Más información: