Exterior de una oficina del Banco Santander.
Exterior de una oficina del Banco Santander.

Banco Santander tiene ya trazado un minucioso plan de cierre de oficinas que afecta a toda España y con incidencia también en Guadalajara. Para esta provincia, supondrá desmantelar 3 de las 12 oficinas que tiene abierta la entidad, una cuarta parte del total.

Viendo lo que ocurrirá en el resto del país, se podría decir que sólo Albacete y Castellón tendrán una incidencia apreciablemente menor. Bien cercana es la situación de Cuenca, en cuya provincia echarán el cierre la mitad de las sucursales y sólo seguirá abierta media docena. En Badajoz también cerrará la mitad, al que mejor que Jaén (que pierde 17 de las 32 actuales) o que en Lérida o en Teruel, donde clausuran el 53,8% y el 57,1%, respectivamente. Lo peor, con todo, se lo lleva Tenerife, donde está previsto cerrar 43 de las 72 oficinas de la isla.

De estos propósitos se han hecho eco en las últimas fechas un número creciente de cabeceras nacionales, tanto económicas como de información general. Una de las informaciones más interesantes es la publicada en el diario «Cinco Días».

Objetivo: prescindir de 4.000 empleados

Todo este terremoto en forma de oficinas que se volatilizan no es casual, sino la consecuencia de ERE planteado para aligerar la plantilla del banco en 4.000 trabajadores de una sola tacada.

Banco Santander ha propuesto a los sindicatos indemnizaciones de 30 días por año trabajado para los empleados menores de 55 años que abandonen la entidad, con un máximo de 20 mensualidades, mientras que para aquellos que superen esa edad y lleven en el banco más de 15 años ofrece prejubilaciones que van desde el 55% hasta el 70% del salario pensionable, en función de la edad.

Para los empleados menores de 55 años o mayores de esa edad pero con menos de 15 años de antigüedad en la entidad, el Santander ha propuesto el pago de 30 días por año trabajado, con tope de 20 mensualidades.

A los trabajadores de entre 55 y 57 años con al menos 15 años de antigüedad, les ofrece el 65% del salario pensionable, con descuento del importe de desempleo durante dos años, o el 55% del salario pensionable, con el 50% del complemento voluntario personal y descuento del importe de desempleo durante dos años, así como un convenio especial hasta los 63 años, con revalorización máxima del convenio especial 1%.

Por otro lado, a los empleados de 58 a 61 años (con 15 años de antigüedad) les ofrece dejar la entidad con el 70% del salario pensionable o el 65% del salario pensionable y el 50% del complemento voluntario personal, además de un convenio especial hasta los 63 años.

Finalmente, para los trabajadores de 62 años o más, el Santander propone una indemnización de 20 días por año trabajado, con hasta un máximo de 12 mensualidades.

Más información: