El bar
El bar "Las Vegas", de Guadalajara, reanudando su actividad el 12 de febrero de 2021. (Foto: La Crónic@)

Lo avanzó LA CRÓNICA porque lo había anticipado García-Page la semana pasada y este martes se ha confirmado: Castilla-La Mancha retrasa el toque de queda dos horas. De este modo, los ciudadanos podrán permanecer en la vía pública hasta las 12 de la noche aunque no podrán volver a hacerlo hasta las 7 de la mañana.

La medida entra en vigor a las 00.00 horas de este miércoles y se mantendrá al menos durante los próximos 10 días.

Bares y restaurantes podrán mantener sus puertas abiertas una hora menos, hasta las 11 de la noche.

Control de la Guardia Civil en una carretera de la provincia de Guadalajara.
Control de la Guardia Civil en una carretera de la provincia de Guadalajara.

Sigue el cierre de la región

Donde no habrá cambios es en lo relativo al cierre perimetral de la región, que se mantiene. “Hay comunidades vecinas con contagios por encima de la media, en riesgo extremo”. Así lo ha justificado el máximo responsable de la sanidad pública en Castilla-La Mancha al confirmar que siguen prohibidos los desplazamientos fuera de la región

A su vez, Sigüenza, El Casar y Pioz permanecerán en Nivel 3, por su alto número de casos, que hacen de ellos que se les considere oficialmente bajo “riesgo extremo”. El resto de la región, salvo la localidad de Burguillos, está en Nivel 2.

Se esperaba con interés lo que pudiera decir este martes el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha sobre las restricciones contra el COVID en la región. Al final, además de lo relativo al toque de queda, los cambios en el Nivel 2 vigente no son sustanciales. Sí agradecerán algunos jubilados la reapertura de los centros de día, que vuelven a la actividad después de meses de cierre.

Test de antígeno.
Se elimina la necesidad de tener un test de antígenos para realizar visita a las residencias de ancianos.

Se suavizan algunas medidas más

El Gobierno regional ha decidido, en efecto, abrir los centros de día, pero ha pedido “cautela” para evitar los contagios. Ha admitido que abrir estos centros ha sido una decisión “difícil” pero “oportuna” por los buenos datos con los que cuenta la región en la actualidad.

Por otra parte, se mantienen las visitas a las residencias de mayores (una hora cada visita y dos veces por semana a cada mayor) y, la novedad, según ha explicado el consejero, está en que se elimina la necesidad de tener un test de antígenos para realizar esta visita.

Otra de las novedades en las residencias es que los usuarios que salgan del centro podrán volver a las 48 horas de haber salido. Antes se permitía salir con un mínimo de 72 horas antes de volver.

Además, se aumenta a 15 las personas que pueden estar en las escuelas deportivas (antes sólo podían estar 6) y las visitas guiadas –que estaban limitadas a 6– también se amplían a 10.

Los mercadillos, que estaban a un tercio, se amplían en el nivel 2 al 50 por ciento manteniendo las distancias de cuatro metros entre los puestos.

Buenos datos en Castilla-La Mancha

Jesús Fernández Sanz se ha explayado en que la Incidencia Acumulada está, al fin, por debajo de la media nacional: 103 a catorce días y 37 a siete días. El índice de contagio está estable, ahora en 0,65 y una de las comunidades con mejores datos a este respecto en España.

La presión asistencial en los hospitales ha bajado mucho en muchos de los hospitales de la región, sobre todo en la comarca de La Mancha. Hay 109 personas ingresadas en las UCI.

Este lunes fallecieron 5 personas por COVID en toda Castilla-La Mancha, cifra que contrasta para bien con lo que venía siendo habitual.

Todo ese panorama, bien diferente al de hace apenas mes y medio, es el que ha propiciado el relajamiento de las restricciones por el COVID en Castilla-La Mancha.

Más información: