Francisco Núñez, del PP, durante la entrevista. (Foto: EP)
Francisco Núñez, del PP, durante una entrevista. (Foto: EP)

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha empezado la semana con un trabajo de lo más llevadero: valorar, y celebrar, las encuestas que vaticinan que el PP gobernaría gracias a la suma con Vox. «Todas las encuestas dicen que vamos a gobernar porque la suma con Vox nos lo permitiría», ha insistido.

En una entrevista con Radio Castilla-La Mancha, Núñez ha hecho un paralelismo con lo ocurrido en la anterior legislatura cuando el PSOE de Emiliano García-Page gobernó con «la izquierda radical de Podemos», a quienes «dio una Viepresidencia», pese a que dijo que nunca lo haría.

Esquivando la pregunta de si le quita el sueño que su gobierno sea de la mano de Vox, ha respondido que lo que le quita el sueño es «el socialismo, que se suban impuestos, que no se cuide la Atención Primaria» o que los socialistas «no tengan planificado el inicio del curso escolar».

Más cariño a los (actuales) diputados regionales

Tras las críticas recibidas en los últimos días por el hecho de que no contara con ningún diputado regional en las filas de su Consejo Político más allá de Ana Guarinos, ha maniobrado Núñez y ha anunciado que sus actuales parlamentarios regionales ostentarán las portavocías de cada una de las áreas de este órgano de nueva creación.

Y todo ello para hacer frente a «un Gobierno de García-Page agotado y caduco» a través de propuestas semanales que conformarán «una alternativa política de libertad».

Más información: