Sede de Bienestar Social en Guadalajara. (Foto La Crónic@)
Sede de Bienestar Social en Guadalajara. (Foto La Crónic@)

El sindicato CCOO ha exigido a la Consejería de Bienestar Social que expulse “de inmediato” a la empresa Sapi Serviper de la contrata de ayuda a domicilio vinculada que tiene adjudicada en Guadalajara, ya que, han asegurado, esta empresa “lleva casi un año incumpliendo de arriba a abajo el convenio colectivo y retrasándose hasta tres meses en el pago de los salarios de las 50 mujeres que prestan el servicio”.

El sindicato ha asegurado que a estas trabajadoras “tampoco les facilita ropa de trabajo, les niega los días de asuntos propios, no les paga el kilometraje ni el tiempo de desplazamiento, por el que tampoco cotizan a la Seguridad Social”, según ha informado CCOO en nota de prensa.

Por ello, la responsables de CCOO-Construcción y Servicios en Guadalajara, Fátima Pacheco, ha argumentado que “sobran los motivos para rescindir el contrato de esta empresa”, manifestando que desde CCOO no entienden “por qué el Gobierno de Castilla-La Mancha sigue sin actuar”.

CCOO ha recordado que el sindicato ya registró un conflicto colectivo contra la empresa en mayo de 2019 “por los reiterados incumplimientos del convenio colectivo de aplicación –el Estatal de Ayuda a Domicilio– y por la acumulación de tres nóminas impagadas”.

“En la mediación previa, Sapi Serviper se comprometió a ponerse al día en materia salarial y a respetar todo lo establecido en el convenio. Por su parte, CCOO y las trabajadoras aceptaron que Sapi Serviper pudiera retrasar el pago de las nóminas hasta el décimo día del mes siguiente al vencido, en vez de tener que hacerlo en los cinco primeros como establece el convenio”, ha continuado.

Sin embargo, ha asegurado que “la empresa solo pagó en tiempo y forma el mes de junio; luego volvió a las andadas”, criticando que “a fecha de hoy, adeuda a las trabajadoras el mes de diciembre y todo apunta a que tampoco va a pagar el mes de enero”.

“Hemos tenido que acudir al Juzgado de lo Social a denunciar el incumplimiento de acuerdo y la mayoría de las trabajadoras también han acudido a la vía judicial para reclamar todo lo que les debe Sapi Serviper, tanto días de libranza como kilometrajes y horas de desplazamiento no retribuidas ni cotizadas”, ha lamentado.

Fátima Pacheco ha sostenido que “hace mucho tiempo” que desde el sindicato vienen adviertiendo “de lo que estaba ocurriendo con esta jornada tanto al delegado de la Junta en Guadalajara como a la delegada provincial de Bienestar Social e incluso a la viceconsejera de Atención a la Dependencia; y reclamándoles una solución para estas trabajadoras, 50 mujeres de las que todas menos una tienen contratos a tiempo parcial”.

“Desde la administración nos han ido diciendo que hablarían con la empresa, pero si lo ha hecho no ha servido de nada. El problema continúa. La Junta si abona las liquidaciones mensuales a Sapi Serviper, pero las trabajadoras siguen sin cobrar y poniendo dinero de su bolsillo para acudir a atender en sus respectivos domicilios a las personas que tienen asignadas. Algunas hasta han pedido la baja voluntaria porque no pueden seguir haciendo frente a esta situación”, ha finalizado.