Coche de segunda mano que se vende estos días en Internet a un precio similar al de la estafa denunciada.
Coche de segunda mano que se vende estos días en Internet a un precio similar al de la estafa denunciada.

Una joven alcalaína y un preso, también muy joven, internado en Alcalá-Meco, se las bastaron supuestamente con un simple anuncio en Internet para engañar a una persona en la compraventa de un vehículo. La Guardia Civil ha detenido a la mujer protagonista de esta supuesta pareja de estafadores.

El hecho no es tan importante por el dinero obtenido como por el sistema empleado: ninguno de los lectores de LA CRÓNICA está libre de caer en el engaño si no extrema las precauciones antes de adelantar dinero alguno. La detenida consiguió apropiarse de 738 euros por la venta de un coche que nunca entregó al comprador.

Entrada al cuartel de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares.
Entrada al cuartel de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares.

Denunciado en octubre de 2020

El pasado mes de octubre, una persona con domicilio en Villanueva de la Torre presentaba denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Azuqueca. Según relató, había realizado la compra de un coche en una conocida página de venta de vehículos por Internet… pero nunca llegó a tenerlo en su poder.

De acuerdo con ese testimonio, el comprador pactó la compra del coche con un particular. Para garantizar la transacción, acordó adelantar una señal mediante una transferencia bancaria, por el 30 por ciento por ciento del precio estipulado, unos 720 euros, más otros 18 euros por gastos de envío. A cambio, esperaba que al día siguiente lo llevasen hasta su domicilio en una grúa. Espero en vano. Luego intentó ponerse en contacto con el vendedor, sin conseguirlo.

Numerosos antecedentes

Los agentes rastrearon la titularidad de la línea telefónica con la que se realizó el acuerdo de la compra, así como la cuanta bancaria en la que se abonó la transferencia. De este modo lograron identificar a la presunta autora de los hechos, una mujer de 27 años de edad, con numerosos antecedentes policiales por hechos de la misma naturaleza y con domicilio en Alcalá de Henares.

La joven fue detenida el pasado martes en Azuqueca de Henares, como presunta autora de un delito de estafa. También se le imputó un delito de usurpación del estado civil, ya que utilizó los datos personales de otra persona para contratar la línea telefónica que usó para cometer la estafa. Por los mismos hechos ha sido imputado un recluso del Centro Penitenciario Madrid II (Alcalá-Meco), de 24 años de edad.

Más información: