Tras la experiencia de la pasada Navidad en el Infantado, el Ayuntamiento parece querer doblar la apuesta a finales de este año. (Foto: La Crónic@)
Tras la experiencia de la pasada Navidad en el Infantado, el Ayuntamiento ha querido doblar la apuesta a finales de este año. (Foto: La Cró[email protected])

En el Ayuntamiento de Guadalajara están convencidos de que la Navidad de Guadalajara este año será «histórica». Esperan, de hecho, la visita de miles de personas, atraídas por las actividades programadas y al reclamo del paseo navideño «más grande» de Castilla-La Mancha.

La Plaza de España y los parques de La Concordia y Adoratrices serán los principales puntos neurálgicos,más en concreto los Jardines del Infantado, y los diferentes escenarios de Navilandia.

Los montajes logísticos se harán notar especialmente este fin de semana, de cara al arranque oficial, que ya es inminente: el viernes 26 de noviembre. Ese es el día largamente anunciado para el encendido del alumbrado ornamental. Las actividades en el Palacio no comenzarán hasta el viernes 3 de diciembre.

El paseo de San Roque, cerrado al tráfico

Para el correcto desarrollo de Navilandia, el paseo de San Roque cerrará al tráfico rodado desde este domingo hasta el próximo 12 de enero en el tramo comprendido entre las intersecciones con las calles Arrabal del agua y Dinamarca. Sólo los vecinos de la calle Mozart podrán usar esta calle, para acceder a sus garajes.

La Policía Local tiene listo un dispositivo especial por el que se pueden llegar a cerrar al tráfico rodado «de forma puntual» otras calles del entorno de Navilandia y del centro de la ciudad. Todo dependerá, según señalan fuentes municipales, de la afluencia de público y con el objetivo de facilitar un tránsito seguro. «Los residentes tendrán garantizado siempre el acceso con sus vehículos», subrayan desde el Ayuntamiento.

Mejor aparcar en el Ferial Plaza y coger el autobús (de pago)

Navilandia contará con un punto de control en la entrada a la piscina de verano de San Roque, donde la Policía Local, Bomberos y Protección Civil coordinarán todos los aspectos relacionados con la seguridad y donde se pondrá a disposición de los asistentes pulseras de identificación para garantizar la protección de los niños.

La principal zona de aparcamiento para visitantes será el Paseo del Ocio y zonas aledañas, junto al centro comercial Ferial Plaza, que estará comunicado con un servicio especial de autobús urbano, que conectará la Glorieta de los Aparejadores con la calle Ferial, en sentido de ida y vuelta. Según ha confirmado LA CRÓNICA, el precio del billete será el mismo de cualquier otro trayecto de los autobuses urbanos de Guadalajara.

Este servicio funcionará los viernes, sábados, domingos y festivos de 17.00 a 23.00 horas hasta el 22 de diciembre y del 22 de diciembre al 9 de enero todos los días en el mismo horario. Estos aparcamientos estarán indicados como principales desde los paneles informativos de la autovía A-2.

Por otro lado, las concejalías de Movilidad y Seguridad trabajarán para habilitar y ordenar otros espacios para aparcar en zonas al aire libre dentro de la ciudad, como la de Hermanos Fernández Galiano, La Tajera, las plazas de zona verde o superficies como la explanada del Pedro Escartín para autobuses.

El parking de Adoratrices estará cerrado  (por precaución antiterrorista)

En toda esta red de aparcamientos también se contemplan los parkings subterráneos, a excepción del que está ubicado en el parque de Adoratrices, que permanecerá cerrado al tráfico por seguridad desde el 26 de noviembre al 9 de enero, «siguiendo protocolos antiterroristas en función del nivel actual de alerta» según matizan.

En cuanto a la limpieza, el Ayuntamiento reforzará el servicio tanto viario como en parques y jardines, hasta triplicando efectivos durante los fines de semana y días festivos, especialmente en lo relacionado con las labores de barrido tanto manual como mecánico, vaciado de papeleras y baldeos.

El Consistorio ha anunciado también que facilitará un mapa interactivo con todas las ubicaciones de interés, zonas de aparcamiento y transporte con el objetivo de facilitar la llegada de visitantes y de tratar que la movilidad sea «lo más ordenada posible».

Más información: