Aula en un colegio.
Aula en un colegio.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pretendido mandar este jueves un mensaje de tranquilidad sobre el próximo curso escolar. Ha pedido «no dejarse llevar por el dramatismo inicial», pues considera que España, «en general», tiene «un buen sistema educativo». Además, considera que «sería un batacazo enorme que el país se resignara a no comenzar el curso escolar».

«La inmensa mayoría de las comunidades estamos en condiciones de hacerlo. Como español deseo que el curso empiece bien, con carácter presencial para que sea igualitario. No nos dejemos llevar por el dramatismo inicial», ha pedido el titular del Ejecutivo castellanomanchego, que ha añadido que «probablemente» los colegios sean de los espacios «más seguros» en los que los chicos van a pasar el día.

«Nos pone a todos nerviosos»

Tras admitir que este asunto «pone a todos nerviosos», y confesar que como padre le preocupa que sus hijos «pasen el curso en blanco», ha insistido en una entrevista concedida a la Cadena Ser en que «hay que intentar arrancar el curso». Estima Page el país está «en condiciones» y además, los docentes son «gente muy preparada» que está deseando tener contacto presencial con sus alumnos. Ha destacado, igualmente, la labor socializadora de la escuela.

Respecto a la Conferencia de Presidentes que se podría celebrar a finales de agosto para abordar el curso escolar, García-Page ha asegurado que sería «bueno que se celebrara cuanto antes «a afectos de imagen institucional», pues el curso empieza de manera formal el 1 de septiembre y «hay que apurar».

«Nosotros –ha dicho en alusión a las comunidades autónomas– no nos podemos autoconvocar. Si se hace lo contrario, habría deslealtad», ha añadido el presidente castellanomanchego, que ha abundado en la «conveniencia» de celebrar ese encuentro a fin de trasladar un «mensaje de tranquilidad» a la comunidad educativa.

No obstante, y pese a defender que la mayoría de comunidades ya lo tienen preparado, ha admitido que «hay matices» y que lo importante es «dar mensaje de tranquilidad a la comunidad educativa». De igual modo, García-Page considera que en esa Conferencia de Presidentes no se han de mezclar los aspectos sanitarios con las reivindicaciones curriculares o la financiación del sistema.

Nuevo curso, con 3.000 profesores más

En el caso de Castilla-La Mancha, su presidente regional ha asegurado que el curso arrancará con la bajada de ratios, con 3.000 profesores más, con el reparto de mascarillas y con pruebas PCR «que ya se están haciendo a docentes y profesionales». «Tenemos una guía que queremos compartir cuanto antes con el resto de las autonomías para tener un protocolo», ha explicado García-Page que, preguntado sobre si esta guía se ha presentado ya al sector educativo, ha asegurado que «se ha estado discutiendo con los sindicatos y hablando con las asociaciones de padres de alumnos «de manera individual», pues son unos textos «en los que las aportaciones de unos son contradictorias con las de otros». «A veces se mezclan las aportaciones de carácter sanitario, que son las únicas que debían de estar sobre la mesa, con las aportaciones de carácter sindical que, aunque son justas y legítimas, no deben mezclarse porque son distintas» ha advertido.

Todo resuelto en este mes

Preguntado sobre si a 20 de agosto los directores de los centros de Castilla-La Mancha saben cómo va a empezar el curso, ha dicho que a los equipos directivos se les ha trasladado buena parte de todo el protocolo de actuación y «antes del 1 de septiembre no solo estará publicada toda la guía sino que se van a remitir por medios telemáticos las 17 paginas directas que ya están en publicación y circulación sobre las medidas a tener en cuenta, como las distancias a adoptar, el nivel de protección de cada centro o las horas en las que se tienen que limpiar». 

Más información: