Paseando con bajas temperaturas en Molina de Aragón, en una imagen de archivo.

Si el domingo la sensación de frío era general, especialmente en las umbrías, para esta lunes tenemos una nueva ración de lo mismo en toda la provincia.

El cielo estará poco nuboso o despejado, aumentando a intervalos nubosos, con nubosidad más abundante en zonas de montaña abriéndose de nuevo los claros al final de la jornada.

No se descarta alguna precipitación débil y dispersa en forma de nieve en las sierras. Probables brumas o nieblas en zonas altas de los sistemas Central e Ibérico al principio y final del día.

Las temperaturas, sin cambios o en ligero descenso, lo cual supone heladas generalizadas, en general débiles en la Alcarria y localmente fuertes en zonas de montaña. Viento flojo de componente norte, con intervalos más intensos durante las horas centrales del día.

Las heladas alcanzan a toda la provincia, con -2ºC en la capital y unos más «vigorosos» -5ºC en Molina y en Sigüenza. El problema es que el termómetro apenas alcanzará los 6 grados positivos en la capital a lo largo del día, mientras que en Sigüenza se quedarán en 4 y en Molina, en 3.


Más información: