Vehículo que conducía el detenido en Torija. (Foto: Guardia Civil)
Vehículo que conducía el detenido en Torija. (Foto: Guardia Civil)

Algo ocurrió hace días en Torija. Movimiento de guardias civiles detrás de un coche, camino de Masegoso. El asunto termina con la detención de un individuo, de 35 años de edad.

El caso ha sido confirmado este lunes y tiene, como casi todo, muchos matices. El detenido es un sujeto con, según detallan los responsables policiales, al menos 70 antecedentes policiales por el robo de vehículos, que llegó a ingresar en prisión por su carrera delictiva. Una trayectoria muy dilatada pero menos famosa que la de su hermano, el célebre «Goyito».

Formalmente, la cosa no pasaba en principio de ser un robo de vehículo, localizado con el delincuente a bordo cuando circulaba de manera un tanto sospechosa por las calles del pueblo… pero hay mucho más.

Ya resulta insólito que haya un vecino lo bastante observador como para ver que lo que estaba pasando no era normal y que, además, diera aviso a una patrulla de la Guardia Civil, presente en esos momentos en Torija.

Lo que escamó a este ciudadano fue que el conductor del coche, al percatarse de la presencia de los agentes, intentara esquivarlos con una maniobra violenta, para no cruzarse con la patrulla. Hecho esto, se detuvo junto al colegio del pueblo, para intentar pasar desapercibido.

Con el aviso de este celoso comunicante, la Guardia Civil peinó la zona hasta localizar el turismo en la carretera de Masegoso. Pero el asunto estaba lejos de acabar.

A la fuga, también en Torija

Una vez localizado, el conductor «hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes, dándose a la fuga, poniendo en riesgo la integridad de los guardias civiles así como la de otros usuarios de la vía, siendo interceptado minutos después y detenido», según ha confirmado este lunes la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara.

Llegaba, por tanto, el momento de comprobar visualmente que la puerta del coche había sido forzada y el bombín del encendido, roto. El vehículo, en efecto, había sido robado el 6 de junio en Madrid.

Para mayor abundamiento, «hasta el día de su detención había repostado combustible en varias estaciones de servicio en la provincia de Madrid sin abonar su importe, según las investigaciones practicadas por los agentes», ha confirmado la Benemérita.

El detenido en Torija, cuyo nombre de pila comienza por C. aunque es más conocido por su apodo, ya había sido detenido por la Policía Nacional junto con su hermano O. el pasado 28 de febrero, después de una persecución en la que acabaron empotrando su vehículo contra un coche patrulla, de madrugada. Intentando escapar provocaron innumerable situaciones de peligro en la M-30 y en la M-40. Ya en la M-45, se produjo la intencionada colisión, con la que buscaban hacer perder el control del coche patrulla a los policías. La pericia al volante de C., bien conocida en las comisarías madrileñas, no le valió de nada en esa ocasión.

El más famoso, su hermano, «El Goyito»

De esta auténtica dinastía, el más conocido es Gregorio R.G., alias ‘Goyito’, el famoso alunicero madrileño a punto de quedar en libertad este mismo año, cuando salga de prisión tras cumplir dos años y medio de cárcel por varios delitos de robo. «Goyito» de 29 años se ha ganado el apelativo de «El Rey de los aluniceros». La última de las 40 detenciones que ha sufrido fue la de enero de 2021. Su primera entrada en la cárcel, en 2017

Conducir coches de alta gama, robados, y estamparlos contra los comercios para desvalijarlos ha sido hasta ahora la mecánica habitual. Dicen de él que es capaz de conducir de noche sin luces y a 200 kilómetros por hora. Para algunos, en determinados barrios de Madrid, es ya una leyenda.

Más información: