Exterior de la iglesia de San Miguel, en Brihuega. (Foto: La Crónic@)
Exterior de la iglesia de San Miguel, en Brihuega. (Foto: La Crónic@)

La antigua iglesia de San Miguel permanecerá cedida al Ayuntamiento de Brihuega la menos los próximos 50 años, de modo gratuito. El acuerdo con la Diócesis contempla la posibilidad de ampliar la cesión hasta un total de 75 años.

Fachada de la iglesia de San Miguel, en Brihuega. (Foto: La Crónic@)
Fachada de la iglesia de San Miguel, en Brihuega. (Foto: La Crónic@)

 

Según ha destacado la concejal de Patrimonio, Teresa Valdehita, el templo “es un espacio muy querido por todos, muy acogedor, sobre todo en invierno para los actos culturales que llevamos a cabo”.

La firma se realizó en la Capilla Gótica del castillo de la Piedra Bermeja, propiedad durante siglos del Arzobispado de Toledo, a quien fue otorgado a finales del siglo XI. El arzobispo más vinculado a Brihuega y a su castillo fue don Rodrigo Ximénez de Rada, a quien se debe precisamente la construcción de las tres iglesias: San Felipe, Santa María y San Miguel, siendo esta última la más grande de las tres.