Coche patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Crónic@
Coche patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected]

La Policía Local acabó este sábado con una fiesta en local de Guadalajara. Los agentes fueron tras conocer la existencia de una fiesta en el exterior de un establecimiento ubicado en la Avenida Eduardo Guitián, más habitualmente conocida por ser donde se ubica el Ferial Plaza. Los agentes se encontraron que allí había incluso un Dj, con dos columnas de sonido y música a todo volumen. La convocatoria había sido promocionada a través de las redes sociales.

Los policías que se desplazaron hasta allí comprobaron la presencia de un centenar de personas. Estaban distribuidas en 16 mesas, colocadas en la parte exterior del establecimiento. Algunos de los clientes se encontraba bailando junto a la música, sin mascarilla… mientras otros muchos se la colocaban justo en el momento de apercibirse de la presencia de los municipales. 

Ante esta situación, los efectivos policiales reclamaron la presencia de la persona responsable del negocio. El local no cuenta ni con permiso para terraza exterior ni con las licencias que permitan la celebración de este tipo de eventos, tanto dentro como fuera del edificio. Según ha informado el Ayuntamiento de Guadalajara, tampoco existía ni autorización ni declaración responsable para esta actividad.

Cuatro posibles sanciones administrativas

La Policía Local instó a los responsables a que desmantelasen todo el montaje exterior e hiciesen entrar dentro del local a las personas asistentes al evento, «siendo difícil determinar quién estaba haciendo uso o no de la mascarilla», según apuntan las mismas fuentes.

La gerente del negocio fue informada de que por la organización de esta actividad se enfrenta con hasta cuatro infracciones administrativas, siendo remitido el correspondiente informe policial a Sanidad para que estudie, además, sanciones relacionadas con las restricciones impuestas para contener el coronavirus.

La Policía pudo comprobar que el evento fue promocionado y anunciado a través de las redes sociales como una comida con la actuación de un conocido grupo musical, para la que se recomendaba reserva y se aseguraba el cumplimiento de toda la normativa COVID-19.

Más información: