24.4 C
Guadalajara
11 abril 2024
InicioCastilla-La ManchaLas enseñanzas de seguir al consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha hasta...

Las enseñanzas de seguir al consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha hasta Madrid

"Necesitamos cuatro veces más recursos que otras comunidades para atender a la misma población", recordó el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, en un enésimo lamento por la financiación que llega del Estado. También mostró su preocupación por el problema que se avecina con las numerosas jubilaciones de médicos que están al caer.

-

Este lunes, Jesús Fernández Sanz empezaba la semana entre arañas y caras conocidas. Lo de las arañas no tiene que ver con los artrópodos, sino con la ostentosa iluminación de los salones del Ritz, que sigue siendo un punto y aparte en el lujo hostelero de la Villa y Corte.

Entre los rostros que le escuchaban, mayoritaria presencia de los que son algo en el mundillo empresarial del sector de la sanidad. Son muchos los cuartos que se juegan con nuestra salud y Castilla-La Mancha, tan grande en territorio aunque contenida en población, no es un plato despreciable para mejorar las cuentas de resultados.

LA CRÓNICA, que estuvo allí donde la inmensa mayoría de medios de la región anduvo ausente, comprobó que, además, hubo margen para preguntas y respuestas de interés.

Usted y yo le costamos 1.800 euros al año al SESCAM

Oficiaba de maestro de ceremonias en este nuevo encuentro de Nueva Economía Fórum su presidente, José Luis Rodríguez. Acertadamente, no hubo discurso sino una sucesión continuada de preguntas. Más ágil, más eficaz.

Va para 8 años que Fernández Sanz es consejero de Sanidad. Ahora, los 1.200 euros por castellanomanchego con los que empezó se han convertido en 1.800. ¿Suficientes? No parece, vistas las necesidades de una región con su población rural absolutamente dispersa. Tanto es así que, en un momento dado, el consejero abogó «por acabar con los ránkings», que muchas veces enturbian el debate en vez de aclararlo. «¿Es mejor el sistema que opera más o el que opera menos?, se preguntó retóricamente desde el atril, desde el que hasta en dos ocasiones repitió, a modo de mantra personal, que «no sólo hay que hablar de sanidad, hay que hablar de salud», en el sentido de propiciar una vida saludable y, llegado el caso, atender adecuadamente la cronicidad.

La dispersión como problema

Fue pertinente que Fernández Sanz insistiera en la complicada demografía de Castilla-La Mancha. Y oportuno que el ejemplo utilizado fuesen los 3.000 habitantes del Señorío que no viven en Molina de Aragón sino en alguno de los más de 70 pueblos de la comarca. «Necesitamos cuatro veces más recursos que otras comunidades para atender a la misma población», resumió. Por ejemplo, cada vez que un helicóptero del SESCAM vuela, cuesta de media 6.000 euros. Y para ayudar a llegar los medicamentos hasta donde se necesitan, pronto se autorizarán 104 oficinas de famrcia más por toda la región.

Compareciendo en Madrid, nadie planteó el problema, parece que irresoluble, de las listas de espera. Tampoco se recordó por ninguno de los presentes por la mayor indemnización por un error médico en la historia de España, la tuvo que asumir y pagar recientemente el SESCAM. Sí que se habló de la extraña paz sindical en Atención Primaria, que el Jesús Fernández, socarrón, admitió que algo podría tener que ver con la adscripción política de su Gobierno. Por si acaso, destacó que en los últimos años se han cubierto al cien por cien todas las plazas; las últimas 75, en diciembre. Aun así, un aviso para futuros navegantes: mostró su preocupación por el problema que se avecina con las numerosas jubilaciones de médicos que están al caer.

Fernández Sanz, bajo las arañas del hotel Ritz. (Foto: La Crónic@)

Falta de médicos.. con los ojos puestos en Madrid

La cuestión de las plantillas salió a la palestra una y otra vez. Desde LA CRÓNICA se le planteó si no lamentaba la falta de coordinación entre las comunidades autónomas, ante la ausente tutela del Ministerio de Sanidad, que evitase que cada región haga la guerra por su cuenta, fomentando un auténtica «caza del médico». «Sí, me parece una barbaridad», asumió el consejero de García-Page, para acto seguido reafirmarse en que «si no vamos a la caza y captura, Madrid nos fríe y vamos a intentar ser más agresivos».

Dos décadas después, aún parece pertinente darle vueltas a la conveniencia o no de que exista un sistema sanitario para cada comunidad autónoma. «Esto es más caro que la centralización, sin duda, pero la salud es lo primero», apostillaba Fernández Sanz, para de inmediato recordar que el Insalud no le hacía «ni caso» cuando era gerente del Hospital de Ciudad Real antes de 2002, cuando las transferencias. Dando un paso más en esa ambivalencia, este lunes ha llegado a sentenciar que «la competencia ha hecho más potente el sistema de salud; acercar las prestaciones al ciudadano es mucho mejor». Y más caro.

Es conveniente recordar, en este punto, que la formación de los especialistas la pagan las comunidades en su totalidad, aunque luego desde el Ministerio de Sanidad de induzcan situaciones como que un MIR de Primaria esté 3 de sus 4 años de formación sin salir del hospital, sin pisar consultorio ni su futuro entorno.

Jesús Fernández Sanz, que reconocía a este periodista en las postrimerías del encuentro madrileño que no ha frecuentado últimamente Guadalajara como solía, tendrá que ir abriendo hueco en la agenda. No sólo por las elecciones, que también, sino para dar el visto bueno al traslado de los quirófanos del Hospital de Guadalajara al nuevo edificio. Cuando se produzca la mudanza y echen a andar sabremos cómo será posible aumentar el ritmo quirúrgico, tan perjudicado desde la pandemia, sin volver a las peonadas. Porque esas, palabra de consejero, parece que no volverán.


Más información: