Última requisa de níscalos por parte de la Guardia Civil en la zona de Cogolludo, en noviembre de 2020.
Última requisa de níscalos por parte de la Guardia Civil en la zona de Cogolludo, en noviembre de 2020.

Cogolludo se está haciendo un lugar destacado en las requisas de níscalos en esta temporada. Martes y miércoles han servido para sumar 575 kilos más de estos hongos, destinados a su metódica destrucción en un punto limpio tras ser localizados por la Guardia Civil en manos de seteros ilegales. Aunque inicialmente se dio una cantidad menor, el peso de esta partida localizada en Semillas y en Cogolludo ha superado ampliamente la media tonelada, según ha podido confirmar LA CRÓNICA.

La semana comenzaba fuerte, muy fuerte, en lo relativo a los movimientos de los seteros irregulares por la provincia. Y no nos referimos a los jubilados que vienen a perderse por los pinares, sino a los que llegan bien organizados y mejor pertrechados para hacer un buen negocio a costa del medio ambiente.

El 16 de noviembre de 2020 se producía la mayor incautación de la temporada. Volvía a ser en la A-2, donde los controles están siendo fructíferos para impedir la vuelta a casa con plena carga de quienes llegan desde la vecina Comunidad de Madrid rastrillo en mano para arrasar los montes de Guadalajara.

Control en Alcolea

Esta vez, la intervención se realizaba en una rotonda de acceso a la autovía a la altura de Alcolea del Pinar. Las cajas de níscalos, dispuestas como se ven en un vehículo frigorífico de considerable tamaño, dan idea del comercio a escala industrial que se esta produciendo desde hace años con los hongos silvestres en España. En el momento del control de la Guardia Civil, el conductor no pudo justificar con documentación el origen y el destino de la carga. Luego sí lo hizo.

çNíscalos requisados en Alcolea del Pinar. (Foto: Guardia Civil)
Níscalos requisados en Alcolea del Pinar. (Foto: Guardia Civil)

Las requisas de níscalos del jueves, en cambio, nos dejaron con la sorpresa de una cantidad muy inferior a lo que ya venía siendo habitual. La Guardia Civil sólo notificó ese día “apenas” 100 kilos. Además, sólo se pudo denunciar a una persona, que es la que conducía la furgoneta, por Valverde de los Arroyos.

El miércoles se había saldado, según la Guardia Civil de Guadalajara, con la localización de otra buena remesa de setas recogidas ilegalmente. Concretamente, han sido identificadas 4 personas que transportaban 74 cajas de níscalos, con un peso conjunto de unos 375 kilos. Y de nuevo, en Cogolludo. Es el suma y sigue de una racha incesante.

También este miércoles, la patrulla del Seprona de Atienza identificaba en el pinar de esa localidad a 6 personas. Se les intervinieron 130 kilos de níscalos. Los sancionados en esta ocasión se habían desplazado desde Burgos y Soria, por lo que también se les denunció por contravenir la limitación de movilidad que existe en esta Comunidad Autónoma.

Los seteros, sancionados en el propio pinar de Atienza, con su carga.
Los seteros, sancionados en el propio pinar de Atienza, con su carga.

Según los datos a los que ha podido tener acceso LA CRÓNICA, la Guardia Civil ha llevado a cabo las siguientes intervenciones en la provincia de Guadalajara en lo que va de temporada de setas:

23 de octubre, 200 kilos y 3 denunciados, en Cogolludo
27 de octubre, 300 kilos y 2 denunciados, en Cogolludo
29 de octubre, 150 kilos y 5 denunciados, en Atienza
2 de noviembre, 100 kilos y 4 denunciados, en Azuqueca
3 de noviembre, 250 kilos y 10 denunciados, en Humanes
4 de noviembre, 400 kilos y 4 denunciados, en Cogolludo
4 de noviembre, 150 kilos y 8 denunciados en Humanes/Hita
5 de noviembre, 250 kilos y 1 denunciado en Cogolludo
6 de noviembre, 180 kilos y 8 denunciados en Atienza
8 de noviembre, 150 kilos y 7 personas en Congostrina
8 de noviembre, 250 kilos y 3 denunciados en Azuqueca
9 de noviembre, 244 kilos y 6 de denunciados en Azuqueca
11 de noviembre, 375 kilos y 4 denunciados en Cogolludo
11 de noviembre, 130 kilos y 6 denunciados en Atienza
12 de noviembre, 100 kilos y un denunciado en Valverde de los Arroyos
17 y 18 de noviembre, 575 kilos en Semillas y Cogolludo

BALANCE PROVISIONAL: 3.804 kilos y 73 denunciados

Obviamente, la relación no se completará hasta que termine la temporada. Los precedentes de años anteriores no invitan al optimismo, puesto que el saqueo de los montes de la provincia se ha incrementado de forma exponencial a lo largo de la última década.

Una racha… de largo recorrido

Para los seteros ilegales no hay fronteras ni confinamientos que valgan. Así, en la tarde del domingo fueron localizados tres alcalaínos a bordo de una furgoneta, tras una fructífera jornada de recolección de setas… en Guadalajara. Además de ser denunciados por haber entrado desde la Comunidad de Madrid pese a las normas contra el COVID, los agentes hicieron lo propio a cuenta del cargamento que se apretaba en la furgoneta: 250 kilos de níscalos, obtenidos de forma de irregular en esta provincia.

El lunes también hubo otra requisa en Azuqueca: 244 kilos de setas y 6 denunciados. Cuatro de ellos procedían de fuera de Guadalajara. La historia se repite. El peso, casi también.

Furgoneta donde se transportaban los níscalos, detenida en la A-2.
Furgoneta donde se transportaban los níscalos, detenida en la A-2 el pasado domingo, 8 de noviembre de 2020.

No es la primera vez en los últimos días en que un control de la Guardia Civil sirve para localizar, y sancionar, a personas radicadas en localidades madrileñas y que se desplazan para este fin.

Tampoco fue la única intervención del domingo. Este 8 de noviembre, por la mañana, en la CM1001 los agentes del Seprona de Atienza echaron el alto nada menos que a 7 personas en Congostrina. Cuatro de ellos venían de la provincia de Soria y fueron denunciados por incumplir las normas sobre movilidad, además de por tener en su poder 150 kilos de hongos, cogidos irregularmente.

En este otoño las requisas de níscalos se está sucediendo en la provincia de Guadalajara de un modo reiterado. Cogolludo se está convirtiendo en el epicentro de los casos, pero hay bastantes más.

El jueves, 5 de noviembre, la Guardia Civil denunció a un individuo por los 250 kilos de níscalos que llevaba en su coche. Este miércoles, además, en LA CRÓNICA supimos que habían caído también en Cogolludo otros cuatro individuos, a los que se les intervinieron alrededor de 400 kilos de níscalos.

En la tarde de este viernes, la cuenta se ha incrementando con otros 180 kilos intervenidos, que estaban en posesión de 8 personas, pero la requisa se ha llevado a cabo esta vez en Atienza.

Días pasados, se intervino una cantidad menor en la A-2 a cuatro personas de nacionalidad extranjera y residentes en Alcalá de Henares, que habían entrado en Castilla-La Mancha sin mayores problemas a pesar de estar en vigor un supuesto confinamiento perimetral.

Encontrado un matrimonio en La Mierla

Otros problemas añadidos son las intoxicaciones y las labores de búsqueda de quienes se desorientan mientras buscan setas. Es el caso de un matrimonio de 40 años de edad que fue localizado, afortunadamente sin daños, después de haberse extraviado en La Mierla.

Requisa de níscalos en Cogolludo el 4 de noviembre de 2020. (Foto: Guardia Civil)
Requisa de níscalos en Cogolludo el 4 de noviembre de 2020. (Foto: Guardia Civil)

Las buenas intenciones de Arbancón

Coincidiendo con todo esto, el Ayuntamiento de Arbancón ha anunciado que pone en marcha desde este sábado 7 de noviembre, una nueva iniciativa para conseguir “una recolección de hongos respetuosa con el medio ambiente”, principalmente durante la recolección de níscalos que se da en estos meses.

Los seteros que acuden a los pinares del término municipal de Arbancón pueden retirar en los establecimientos colaboradores una pequeña tarjeta bajo el título “Buenas prácticas para la recolección de Hongos”. Ahí se detallan las principales normas y consejos para realizar una recolección responsable además de un código QR donde los usuarios se podrán descargar una Guía de Setas de Guadalajara.

Más información: