Vivienda en alquiler.
Vivienda en alquiler.

Las ayudas de la Junta al alquiler de viviendas ya están aquí y puedes solicitarlas. Como anticipaba hace días LA CRÓNICA, la orden correspondiente estaba al llegar y ha sido este lunes cuando se ha publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. Las 37 páginas del documento aclaran que la resolución entra en vigor desde el martes, 8 de noviembre. La puedes consultar íntegramente en este enlace. El plazo se mantendrá abierto hasta el 2 de mayo de 2023. Aconsejan presentar las solicitudes a través de Internet, especialmente en el portal específico de la Consejería de Fomento, al que se puede acceder desde aquí.

La nueva convocatoria de ayudas al alquiler son en realidad tres programas, por un importe global de 17,7 millones de euros para los años 2022 y 2023. Se extienden hasta un máximo de 24 meses. En casos de vulnerabilidad del solicitante, podrían llegar hasta al cien por cien del importe del alquiler.

Esta convocatoria cuenta con un programa general y otros dos, de carácter novedoso, dedicados a personas o familias en situaciones de vulnerabilidad sobrevenida y a jóvenes que se instalen en municipios de menos de 10.000 habitantes, respectivamente.

Estas ayudas, ha abundado, se regirán por un proceso de concurrencia simplificada, de manera que las solicitudes se van evaluando y concediendo hasta que se agote el crédito.

¿Cuánto puedo estar ganando para pedirlas?

El programa general, Hernando contempla ayudas durante 24 meses por el 50 por ciento de la renta del alquiler siempre que este no pase de los 600 euros, pudiendo ampliarse hasta los 900 en caso de familias numerosas o en las que cuenten con alguna persona con discapacidad.

Además, este programa general también incluye ayudas para el alquiler de una sola habitación en un piso compartido, que se otorgarán siempre que la renta no supere los 300 euros mensuales.

El requisito económico para acceder a esta línea de la convocatoria es contar con una renta inferior a tres veces el Iprem, pudiendo llegar a los cinco, en caso de discapacidad o de ser familia numerosa. La previsión es que para 2023 el IPREM se fije en 600 euros, con lo que cada cual puede calcular ya si está dentro del parámetros contemplados en las ayudas.

Nuevas ayudas, para quienes se quedan en paro y otros

En el caso del segundo programa, «uno de los más novedosos» en palabras del consejero, Nacho Hernando, abordará ayudas a personas que, estando de alquiler, han sufrido una situación de vulnerabilidad sobrevenida como la pérdida de empleo, estar en ERTE, autónomos que «ven cómo se reduce drásticamente su nivel de ingresos» o personas que «necesitan un apoyo puntual para hacer frente a una mala racha».

En este caso, decía días pasados el responsable de Fomento, se podría llegar incluso a cubrir el cien por cien del alquiler dependiendo del grado de vulnerabilidad y del seguimiento social del caso en cuestión, que se hará «de forma muy personalizada».

Finalmente, el tercer programa está dedicado específicamente al alquiler para jóvenes menores de 35 años que contribuyan al reto demográfico instalándose en municipios de menos de 10.000 habitantes. En estos casos, se puede llegar a financiar hasta el 60 por ciento de la renta del alquiler, siempre que no supere los 600 euros y los 300 en el caso de habitación en casa compartida.

Sin embargo, incidía Nacho Hernando, una de las ventajas de esta línea es que es compatible con el bono joven al alquiler y, en esos casos, la ayuda podría ser del 40 por ciento de la renta más la cuantía de 250 euros mensuales de dicho bono, llegando a un máximo del 75 por ciento combinando ambas ayudas.


Más información: