Morante, en su por ahora última comparecencia en Guadalajara.
Morante, en su por ahora última comparecencia en Guadalajara.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha asegurado este martes que la solicitud de rescisión del contrato de la Plaza de Toros de Guadalajara por parte de la UTE ‘Coso de las Cruces’ con el Ayuntamiento de mutuo acuerdo, no es un impedimento para la celebración de festejos taurinos este año en la capital de la provincia. Según ha insistido, habrá feria taurina «en función de que la situación epidemiológica lo permita».

El regidor de la capital alcarreña ha querido aclarar a preguntas de los periodistas que la rescisión del contrato de adjudicación de la plaza no condiciona que se celebren o no festejos taurinos en las Ferias de Guadalajara ya que, «si la situación epidemiológica y las condiciones lo permiten», la relación contractual para la celebración de los eventos taurinos de este año se puede hacer por un sistema de contratación «exclusivamente anual» y específica para lo que se haga este año, ha precisado.

En este sentido, Rojo ha resaltado que, «a lo que no da tiempo ahora, es a sacar un nuevo pliego para varios años», algo que se hará a lo largo de este 2021.

«La solicitud de rescisión de contrato por parte del adjudicatario de la gestión de la plaza de toros no tiene absolutamente nada que ver con que este año haya o no haya toros», ha puntualizado.

De cualquier manera, por el momento el Ayuntamiento aún no ha hecho público si habrá Ferias y Fiestas este año en la capital, ni cómo serían estas.

Renuncia al filo del nuevo contrato

Fue el 27 de mayo cuando el Ayuntamiento de Guadalajara dio a conocer que tramitaba la solicitud de la UTE Coso de las Cruces para rescindir de mutuo acuerdo el contrato para la organización de espectáculos taurinos, encierros y sueltas de vaquillas correspondientes a las Ferias y Fiestas de la ciudad.

¿Como lo va a resolver el gobierno municipal de Alberto Rojo para los próximos meses? Según un comunicado hecho público ese día, “el Ayuntamiento de Guadalajara sigue pendiente de la evolución de la pandemia, así como de las directrices en torno a espectáculos que dicten las autoridades sanitarias, a fin de tomar una decisión en relación a la celebración de las Ferias y las Fiestas o de algunas de las actividades relacionadas con las mismas, como los eventos taurinos. En este último caso, el Gobierno municipal recurriría a una fórmula contractual únicamente para el presente ejercicio“.

Los actuales empresarios tienen la exclusiva del coso hasta finales de 2021, gracias a la prórroga solicitada y obtenida al comienzo de la pandemia. (Foto: La Crónic@)
El alcarreño Álvaro Polo ya había abandonado hace meses la UTE. En el centro, su máximo responsable, junto al alcalde de Guadalajara en la presentación de la última feria, la de 2019. (Foto: La Crónic@)

Rescisión tras una prórroga en la pandemia

El contrato que unía a ambas partes fue suscrito en 2015 y vencía en 2020, en plena pandemia. Se autorizó, a petición de la empresa, una ampliación hasta este mes de mayo de 2021.

Ahora, la empresa alega que a 31 de mayo, fecha límite para la presentación de la programación de 2021, la legislación seguía impidiendo celebrar encierros urbanos y, por otro lado, la organización de corridas de toros está a expensas de la evolución de la situación sanitaria en relación a los aforos.

Sea como fuere, alcanzada la fecha en que deberían presentarse los carteles, la UTE Coso de las Cruces ha solicitado una rescisión de mutuo acuerdo, que el Ayuntamiento de Guadalajara ha aceptado. La concesionaria se va, sin derecho a recibir ningún tipo de indemnización y sin organizar la Feria de 2021.

Más información: