Emiliano García-Page.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha sugerido la posibilidad de, una vez se supere la crisis sanitaria, se pueda hacer pública una lista “con las empresas, autónomos y cooperativas que se han ofrecido a cambiar su fabricación para hacer mascarillas, batas u otro tipo de material”.

En rueda de prensa, ha puesto en valor que “la mayoría” de los castellanomanchegos “están dando la talla” como individuos ante el avance del coronavirus.

“La gente se está portando bien. Empresas textiles, de sofás, de muebles, que están dejando su actividad para ponerse a hacer batas. Gente que está cambiando su hábito de vida. Agricultores que de manera desinteresada usan maquinaria para transportar o limpiar calles; y una legión de alcaldes y concejales que están al pie del cañón”, ha abundado.

También ha tenido palabras para esos ciudadanos que aún teniendo dolencias o síntomas de alguna otra enfermedad están evitando acudir a centros sanitarios “por responsabilidad”. “Podemos tener la constancia de que la mayoría estamos remando en la misma dirección”.

Además, ha agradecido el trabajo de la Iglesia católica, así como “a todas las entidades que se han puesto a disposición” del Gobierno para combatir la pandemia.