Peña Hueva, en Guadalajara.

Según ha podido confirmar LA CRÓNICA de varias fuentes conocedoras del caso, la Policía Nacional está investigando la aparición de un cadáver en los alrededores de la Peña Hueva, junto a uno de los caminos qie conducen a este icónico monte en las cercanías de Guadalajara. Los restos estaban enterrados al menos parcialmente y sobre los detalles concretos pesa el secreto del sumario dictado por el juez instructor desde su hallazgo, el pasado miércoles.

Hasta el momento no han trascendido ni las características de los restos encontrados ni ningún otro detalle relevante.

No se seguía ninguna denuncia por desaparición

Lo que sí han confirmado fuentes policiales a este periódico es que no constaban denuncias por ninguna desaparición que, de algún modo, pudieran esclarecer este caso antes de la autopsia y de que los análisis de ADN puedan encauzar la investigación.

El trágico recuerdo de Gabriel

El hallazgo de este cadáver ha traído a muchos a la memoria el terrible caso de Gabriel Torés, que conmovió a toda Guadalajara en la Navidad de 2020 por unos hechos que ocurrieron cerca de allí.

El cuerpo del joven, desaparecido el 19 de diciembre en Guadalajara, fue encontrado en un paraje cercano a Taracena tras varios días de búsqueda hasta dar con el cadáver en una zona arbolada, sin aparentes signos de violencia.

La Policía Nacional había pedido la colaboración ciudadana para localizarlo y, en efecto, fueron muchos los que se movilizaron.

ESTAMOS AMPLIANDO ESTA INFORMACIÓN

Más información: