Agentes de la Guardia Civil ante el cuartel de Horche.
Agentes de la Guardia Civil ante el cuartel de Horche.

Un hombre de 36 años, antiguo okupa en Horche y desde hace algún tiempo inquilino de otra vivienda ajena en Cabanillas del Campo, es el sospechoso de haber perpetrado un robo en la primera de esas localidades, el pasado verano.

Tan sospechoso es el sujeto en cuestión que la Guardia Civil lo ha detenido en Azuqueca de Henares. Ese intenso periplo por todo el Corredor del Henares, con alguna variante incluso por la ciudad de Guadalajara, tiene su origen en un «alunizaje» perpetrado en la madrugada del 7 de agosto en el estanco de Horche.

El coche, robado

De acuerdo con la investigación desarrollada desde que el propietario lo denunció, el autor de los hechos habría robado un coche en Guadalajara, para posteriormente empotrarlo en el local comercial y acceder a su interior.

Dos meses después, el sospechoso ha sido detenido. La Guardia Civil sabía de su existencia «en el marco del plan operativo de prevención de ocupación de inmuebles dispuesto por la
Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara», según confirma la Benemérita, en una nota oficial.

Más información: